Configuración de privacidad y seguridad en línea de Xbox One para padres e hijos

Se aplica a: PrivacyXbox One

Xbox One tiene controles adecuados a cada edad y opciones de configuración que puedes ajustar para adaptarlas a las necesidades de la familia. Podrás establecer lo que pueden ver las personas en un perfil, limitar con quién pueden comunicarse tus hijos en línea, ver el estado y el historial de juegos, y mucho más. Puedes acceder a esta configuración desde Xbox.com o una Consola Xbox One, aunque para cambiar la configuración de contenido y aplicaciones deberás usar la consola. 

Si tienes una Xbox 360, consulta Configuración de privacidad y seguridad en línea de Xbox 360.

Esto es lo que podrás encontrar en esta página:

Para obtener información sobre cómo establecer límites de tiempo frente a la pantalla, la edad y el contenido, consulta Establecer restricciones de contenido en Windows 10 y Xbox One, o bien puedes iniciar sesión en tu cuenta de Microsoft y administrar tu grupo familiar.

Administrar la configuración desde Xbox.com

No es necesario estar en casa para cambiar la configuración de una cuenta. Solo tienes que conectarte a Internet y hacer los cambios desde Xbox.com.

Para cambiar la configuración de privacidad y seguridad de tu propia cuenta

  1. Ve a Xbox.com e inicia sesión en tu cuenta (debe ser una cuenta de adulto).
  2. Selecciona tu gamertag.
  3. Selecciona Configuración de Xbox. Si no ves esta opción, selecciona Más vínculos y, a continuación, selecciona Configuración de Xbox.
  4. Selecciona Privacidad y seguridad en línea.
  5. Selecciona la pestaña Seguridad en línea de Xbox One/Windows 10 o la pestaña Privacidad. Revisa los ajustes en vigor y actualiza todo lo que quieras cambiar.
  6. Selecciona Guardar antes de salir o cambiar a otra pestaña. Si no guardas los cambios antes de pasar a la otra pestaña, no se guardarán las modificaciones.

Para cambiar la configuración de privacidad y seguridad para un menor

  1. Ve a Xbox.com e inicia sesión en tu cuenta (debe ser una cuenta de adulto).
  2. Selecciona el gamertag de la cuenta de tu hijo.
  3. Selecciona Configuración de Xbox. Si no ves esta opción, selecciona Más vínculos y, a continuación, selecciona Configuración de Xbox.
  4. Selecciona Privacidad y seguridad en línea.
  5. Selecciona la pestaña Seguridad en línea de Xbox One/Windows 10 o la pestaña Privacidad. Revisa los ajustes en vigor y actualiza todo lo que quieras cambiar.
  6. Selecciona Guardar antes de salir o cambiar a otra pestaña. Si no guardas los cambios antes de pasar a la otra pestaña, no se guardarán las modificaciones.
  7. Pide a tu hijo que inicie y luego cierre sesión en su cuenta para asegurarte de que los cambios surtan efecto.

Administrar la configuración desde la Consola Xbox One

También puedes cambiar la configuración de la consola.

Para cambiar la configuración de privacidad y seguridad de tu cuenta

  1. Inicia sesión en la Xbox.
  2. Presiona el botón Xbox del mando para abrir la guía y luego ve a Sistema  > Configuración  > Cuenta.
  3. En Privacidad y seguridad en línea, selecciona Privacidad de Xbox Live.
  4. Elige un valor predeterminado o personaliza la configuración seleccionando Ver detalles y personalizar.

Para cambiar la configuración de privacidad y seguridad de una cuenta de un menor

  1. Inicia sesión en la Xbox. 
  2. Presiona el botón Xbox del mando para abrir la guía y luego ve a Sistema  > Configuración  > Cuenta.
  3. En Cuenta, selecciona Configuración de la familia > Administrar miembros de la familia.
  4. Selecciona el menor cuya configuración quieres actualizar.
  5. Selecciona Privacidad y seguridad en línea y, a continuación, elige la configuración predeterminada o personalízala seleccionando Ver detalles y personalizar.

Administrar la configuración de privacidad de las aplicaciones

Al descargar aplicaciones desde Microsoft Store, cada aplicación requiere permiso para acceder a los datos de la consola.

Para permitir que una aplicación acceda a tus datos

  1. Presiona el Botón Xbox  del mando para abrir la guía y después ve a Sistema  > Configuración  > Cuenta > Privacidad y seguridad en línea > Privacidad de aplicaciones.
  2. Concede permiso seleccionando las casillas situadas junto a las aplicaciones. 

Si has iniciado sesión con una cuenta infantil, necesitarás que un adulto inicie sesión y conceda permiso a las aplicaciones para acceder a tus datos.

Para permitir que una aplicación acceda a los datos de un menor

  1. Inicia sesión con tu cuenta de adulto.
  2. Presiona el botón Xbox del mando para abrir la guía y después ve a Sistema  > Configuración  > Cuenta > Configuración familiar > Administrar miembros de la familia.
  3. Selecciona el gamertag de tu hijo y luego ve a Privacidad y seguridad en línea > Privacidad de las aplicaciones para conceder permisos.

Solución de problemas

¿Necesitas más ayuda? Consulta Solucionar problemas de cambio de la configuración de seguridad en línea o privacidad en Xbox One.