Privacidad en Kinect y Xbox One

Se aplica a: PrivacyXbox

Xbox One y Kinect ofrecen maneras fáciles y accesibles de controlar los juegos y el entretenimiento con tu voz y tus gestos. Al reconocerte, Xbox One puede adaptarse a tus experiencias personales y personalizar el contenido solo para ti. Para ello, Xbox One necesita conocer determinados datos sobre ti, como la manera en que está funcionando tu dispositivo Kinect y las pautas sobre cómo juegas o usas tu voz para buscar. Estos datos te permiten controlar juegos y jugarlos y a nosotros nos permiten proporcionarte mejores resultados de búsqueda.

Siempre que recopilamos datos, queremos asegurarnos de que eso sea lo mejor para ti. Algunas personas se preocupan por los datos recopilados por el sensor Kinect, porque podrían contener fotos personales de ellas mismas o seguir sus movimientos. Por ese motivo, ofrecemos opciones, como los controles que se describen en esta página. Para conocer todos los detalles sobre los datos, recomendamos revisar la sección de Xbox de nuestra Declaración de privacidad.

Cómo Kinect y Xbox One usan los datos para trabajar para ti

Kinect y Xbox One pueden recopilar varios tipos de datos, algunos de los cuales afectan directamente a cómo funcionan el sensor Kinect y Xbox One y a tu capacidad para controlar juegos y jugarlos. Microsoft no comparte los datos recopilados por el sensor Kinect con asociados de terceros, ni los usa con fines de comercialización o publicitarios.

Los asociados de terceros pueden recopilar datos a través de sus juegos o aplicaciones, para poder entregar experiencias de Kinect, con la finalidad de entender cómo los clientes usan sus experiencias de Kinect y para mejorar el rendimiento, o incluso para ayudar a planear nuevas experiencias. No pueden usar la información para fines comerciales, como venderte juegos o servicios, ni para personalizar la publicidad. Además, los asociados de terceros no tienen permitido recopilar información personal del jugador sin la correspondiente revisión y aprobación por parte de Microsoft.

Tipos de datos que recopilan Kinect y Xbox One

Datos operativos

Esta información nos permite ofrecer servicios básicos y nos ayuda a mejorar continuamente el rendimiento de Kinect y Xbox One. Cuando juegas, recopilamos información sobre cómo funcionan el software del dispositivo y la plataforma de Kinect, las pautas de uso en la aplicación del panel de Xbox y otros datos que no te identifican ni directa ni personalmente. Esta información también ayuda a mantener tu Xbox One en funcionamiento óptimo, incluyendo la búsqueda de actualizaciones, y mantiene la posibilidad de conectarse a Xbox Live.

Datos de sesión

Kinect y Xbox One recopilan y usan datos para permitirte controlar juegos y jugarlos. A estos datos los denominamos datos de sesión; te permiten controlar los juegos, con Kinect o el controlador, y se almacenan temporalmente en la memoria de la consola, solo mientras estás jugando una sesión de uno o más juegos. Microsoft usa estos datos, que consisten en valores numéricos, para permitir el juego o mejorar la experiencia de juego y no salen de la consola, eliminándose al final de la sesión.
 

Datos de perfil

Estos datos incluyen la información que elijas agregar a tu perfil de Xbox Live, como a qué juegos estás jugando o tus clips de juegos. Eres tú quien determina quién puede ver esta información y puedes personalizar cuánto compartir con tus amigos o seguidores. Para obtener información detallada sobre cómo cambiar esta configuración, consulta Configuración de seguridad y privacidad en línea de Xbox One para padres e hijos.
 

Datos usados para iniciar sesión con Kinect habilitado

Puedes permitir a Kinect identificar tu cara y habilitar el inicio de sesión automático en tu perfil de Xbox Live. Para ello, Kinect mide determinadas distancias entre puntos clave de la cara, para crear un valor numérico que te representa solamente a ti. Este valor se almacena únicamente en la consola, como un conjunto de números, que no se puede transformar en una imagen de una persona. Nadie puede ver los números y saber que te representan a ti o a algún miembro de tu familia.
 

Datos de voz

Puede recopilar datos de voz para habilitar la búsqueda y para controlar la consola. Los datos de voz usados para buscar se pasan al motor de búsqueda en los servidores de Xbox que te proporcionan los resultados. Algunos comandos de voz, como "Hola Cortana, activa la Xbox," se procesan en la consola. Microsoft no accede a datos, ni los almacena, de chat de audio o de vídeo entre compañeros, incluyendo las llamadas de Skype. Para obtener más información sobre qué datos recopila Microsoft de la función de voz de Xbox, consulta Voz y privacidad de Xbox.
 

Fotos y vídeos

Como parte de la experiencia de juego, algunos juegos y aplicaciones que usan Kinect pueden fotografiar o tomar vídeos de tu persona mientras te involucras en el juego. Puedes ver tus fotos y vídeos, y decidir cuáles guardar, transferir o descartar.

Para controlar quién puede ver las fotos y vídeos que subas a Xbox Live, ve a la configuración de privacidad de Xbox en Xbox.com o en la Consola Xbox One.
 
Para obtener más información sobre qué datos recopila Microsoft de la cámara de Xbox, consulta Cámara de Xbox y privacidad.
 

Clips de juegos

Game DVR es una función de Xbox One diseñada para permitirte compartir tus experiencias de juego divertidas en Xbox Live. Los clips de juegos son breves grabaciones del juego en pantalla, que puedes crear diciendo “Hola Cortana, graba eso” o que los propios juegos pueden crear cuando saben que algo interesante va a suceder. En estos clips de juego no se graban los chats de audio. Ajusta cualquiera de estas opciones de configuración en la configuración de privacidad de Xbox.com o en la Consola Xbox One.
 

Cómo funciona el sensor Kinect

Kinect crea un mapa de distancias entre las articulaciones de tu cuerpo, para crear un muñeco de palos (un “esqueleto”), que ayuda a Kinect a posibilitar el juego en tu consola o entre tú y otro jugador en línea. Además, algunos juegos pueden aprovechar una nueva funcionalidad de la Xbox que te permite usar tus expresiones faciales para controlar un juego o influir en él.

Ni la representación del muñeco de palos ni ninguna de tus expresiones faciales puede usarse para identificarte. Los valores numéricos asociados solo se almacenan temporalmente en la memoria de la consola durante la sesión de juego y posteriormente se destruyen al finalizar la sesión.

Cuándo Kinect recopila información

Kinect no recopila información sobre ti ni sobre tu entorno si no estás involucrado en una experiencia de Kinect, como la reproducción de un juego de Kinect, el uso de una aplicación habilitada para Kinect, o la navegación usando voz o gestos.

Cuando tienes habilitado el modo de energía “Encendido inmediato” y la consola está desactivada, el sensor solo escuchará decir “Hola Cortana, enciende Xbox”. Este comando se procesa en la Xbox One y no sale fuera de la consola.

Siempre puedes saber si Kinect está listo para funcionar gracias a dos luces del panel frontal:

  • Cuando Xbox One esté activada y Kinect esté listo para responder a los comandos de voz y gestos, el símbolo de Xbox de la derecha del sensor se encenderá.
  • En el caso de que Kinect pueda tomar vídeo o una imagen, como cuando haces una llamada de Skype o usas Upload Studio, se encenderá una segunda luz blanca en el lado izquierdo de Kinect, cerca de la lente de la cámara.

Puedes desactivar Kinect en cualquier momento presionando el Botón Xbox del mando para abrir la guía. A continuación, ve a Sistema > Configuración > Kinect y dispositivos > Kinect y desmarca la casilla situada junto a Kinect activado.

O bien, desenchufa tu Kinect, con lo que Xbox One seguirá funcionando.

Cómo controlar los datos para Xbox One y Kinect

Tienes dos lugares donde puedes cambiar la configuración de seguridad en línea y privacidad: en Xbox.com o desde la Consola Xbox One.

Desde Xbox.com:

  1. Inicia sesión en tu cuenta de Microsoft en Xbox.com.
  2. En Mi Xbox, selecciona Perfil.
  3. Selecciona Configuración de privacidad o Seguridad en línea en Xbox One. Debido a la naturaleza segura de estas opciones de configuración, puede que se te pida que escribas un código de seguridad que te enviaremos a la dirección de correo electrónico o número de teléfono alternativo guardado previamente en tu cuenta.
  4. Selecciona la cuenta que quieres administrar.
  5. Revisa las opciones de configuración actualmente en vigor y actualiza las que quieras cambiar.
  6. Guarda los cambios de cada pestaña antes de pasar a la siguiente.

Desde la Consola Xbox One:

  1. Inicia sesión en tu cuenta de Microsoft.
  2. Presiona el Botón Xbox del mando para abrir la guía.
  3. Selecciona Sistema > Configuración > Cuenta > Privacidad y seguridad en línea > Privacidad de Xbox Live.
  4. Elige un valor predeterminado o personaliza la configuración seleccionando Ver detalles y personalizar.