Ten cuidado del dispositivo

Manipula el dispositivo, la batería, el cargador y los accesorios con cuidado. Las siguientes sugerencias te ayudarán a mantener el dispositivo en condiciones.

  • Mantén el dispositivo seco. La lluvia, la humedad y los líquidos de cualquier tipo pueden contener minerales corrosivos para los circuitos electrónicos. Si el dispositivo se moja, quita la batería (si es extraíble) y espera a que se seque.
  • No uses ni guardes el dispositivo en lugares sucios o polvorientos.
  • No guardes el dispositivo en lugares con temperaturas muy altas. Las altas temperaturas podrían dañar el dispositivo o la batería.
  • No guardes el dispositivo en lugares fríos. Al alcanzar su temperatura normal, se puede condensar humedad en el interior del dispositivo, lo que podría dañarlo.
  • No abras el dispositivo, excepto de la manera indicada en la guía de usuario.
  • Las modificaciones no autorizadas pueden dañar el dispositivo y pueden infringir la normativa sobre dispositivos de radio.
  • No dejes caer, golpees ni agites bruscamente el dispositivo o la batería. Una manipulación brusca podría dañarlo.
  • Usa solo un paño suave, limpio y seco para limpiar la superficie del dispositivo.
  • No pintes el dispositivo. La pintura puede impedir un funcionamiento correcto.
  • Si el dispositivo tiene una batería extraíble, para conseguir un rendimiento óptimo, apaga el dispositivo y quita la batería de vez en cuando.
  • Mantén el dispositivo alejado de imanes y campos magnéticos.
  • Para mantener tus datos importantes protegidos, almacénalos al menos en dos lugares distintos, como el dispositivo, una tarjeta de memoria o un equipo, o bien anota la información importante.
  • Trata los discos duros con cuidado. Los impactos, las vibraciones y las caídas (entre otras manipulaciones indebidas del dispositivo), las temperaturas extremas, la humedad y los líquidos pueden causar fallos en el disco duro y causar la pérdida o corrupción de los datos.
  • Durante un funcionamiento prolongado, el dispositivo puede calentarse. En la mayoría de los casos, esto es normal. Para evitar que se caliente demasiado, el dispositivo puede ralentizarse, cerrar aplicaciones, desactivar la carga y, si es necesario, apagarse automáticamente. Si el dispositivo no funciona correctamente, llévalo al distribuidor autorizado más cercano.
Propiedades

Id. de artículo: 11731 - Última revisión: 17 may. 2016 - Revisión: 6

Comentarios