Diferencias entre un formato rápido y un formato normal durante un instalación "limpia" de Windows XP

Resumen

Cuando realiza una instalación "limpia" de Microsoft Windows XP, se le pide que elija una de las siguientes opciones de formato:
  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos NTFS (formato rápido)
  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos FAT (formato rápido)
  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos NTFS
  • Formatear la partición utilizando el sistema de archivos FAT
  • Dejar intacto el sistema de archivos actual (sin cambios)
En este artículo se describen las diferencias entre un formato rápido y un formato normal.

Más información

Cuando opta por ejecutar un formato regular en un volumen, se quitan los archivos del volumen que está formateando y se examina el disco duro en busca de sectores defectuosos. Este examen en busca de sectores defectuosos es el proceso que consume la mayor parte del tiempo al dar formato a un volumen.

Si elige la opción de formato rápido, el formato quita los archivos de la partición, pero no examina el disco para comprobar si contiene sectores defectuosos. Utilice esta opción únicamente si ya se ha dado formato anteriormente al disco duro y sabe con certeza que no está dañado.

Si instaló Windows XP en una partición a la que se le dio formato mediante la opción de formato rápido, también puede comprobar el disco mediante el comando chkdsk /r cuando la instalación de Windows XP haya finalizado.
Propiedades

Id. de artículo: 302686 - Última revisión: 2 jul. 2013 - Revisión: 1

Comentarios