Aspectos de comodidad, seguridad y salud de los auriculares envolventes de Windows Mixed Reality

Se aplica a: Windows 10

Ver el contenido en 3D más cómodamente

Una buena visión binocular es necesaria para ver el contenido estereoscópico en 3D. Si tienes un trastorno de visión binocular, como estrabismo (desalineación del ojo, ojos cruzados o desviados), no podrás ver cómodamente el contenido en 3D. Es posible que un pequeño porcentaje de las personas tenga un trastorno de visión binocular y que no esté al tanto hasta que intenten ver contenido en 3D. Consulta con tu óptico si no puedes ver el contenido en 3D con claridad y de una manera cómoda.

 ADVERTENCIA

Sigue todas las directrices e instrucciones de uso e instalación proporcionadas por el fabricante de los auriculares y los controladores de movimiento de Windows Mixed Reality (el "Dispositivo") y el editor de cualquier aplicación de software o contenido o experiencia en 2D y 3D (" Contenido").

Si tu Dispositivo no se configura, usa o mantiene correctamente, aumentará el riesgo de lesiones graves, muerte, daño de la propiedad o daño al producto o a los accesorios relacionados.

Si permites que otra persona use tu Dispositivo, asegúrate de que comprendan la información de salud y seguridad de esta guía, así como las instrucciones adicionales de uso o la protección proporcionadas por los proveedores del Contenido y del Dispositivo. Cada persona que use el Dispositivo debe completar la configuración y procedimientos de orientación para familiarizarse con el sistema.

Usar en un entorno seguro

El uso del Dispositivo puede distraer e impedir que se vea el entorno. Los auriculares envolventes de Windows Mixed Reality pueden tapar completamente tu vista y aunque el Contenido esté a cierta distancia, podrá impedir que veas objetos físicos cercanos.

Úsalo únicamente en un lugar seguro que sea apropiado para tus actividades. Evita peligros de tropezarse, techos bajos, objetos valiosos o frágiles que podrían dañarse, etc. y situaciones en los que la gente u objetos puedan acercarse de forma inesperada. No uses tu Dispositivo cuando haya que prestarle atención a la seguridad de tu entorno.

Debes seguir todas las recomendaciones de configuración para Windows Mixed Reality, incluido el uso de los auriculares para crear un límite. La configuración de PC y algunas aplicaciones o experiencias pueden ocasionar retrasos o errores en la pantalla de límite. Ten cuidado siempre y ten en cuenta tu entorno, incluso si has creado un límite.

Usar Windows Mixed Reality de manera cómoda

Algunas personas pueden experimentar molestias como náuseas, mal de movimiento, mareos, desorientación, dolor de cabeza, fatiga o cansancio visual al usar Windows Mixed Reality, especialmente cuando se adaptan para su uso. El mal de movimiento y los síntomas relacionados pueden ocurrir cuando se produce desequilibrio entre lo que ves y lo que el cuerpo percibe. Si eres vulnerable al mal de movimiento, te dan dolores de cabeza (migrañas), padeces un trastorno de audición interna u otras condiciones de salud, tendrás mayor riesgo de molestias.

Ciertas situaciones pueden aumentar el riesgo de molestias. Por ejemplo:

  • Ser un usuario nuevo: los síntomas tienden a disminuir a medida que te acostumbras a Windows Mixed Reality.
  • Los dispositivos funcionan mejor con los usuarios cuya distancia interpupilar (IPD) se encuentra dentro de un determinado intervalo. IPD es la distancia entre el centro de las pupilas de los dos ojos. Los usuarios con un IPD fuera del intervalo óptimo para el Dispositivo pueden experimentar molestias.
  • Determinados tipos de contenido, especialmente los juegos o películas que te hacen sentir como si estuvieras moviéndote por el espacio o mirando hacia abajo desde arriba, o las interacciones que implican el seguimiento de los objetos en movimiento.
  • Usar el dispositivo durante períodos prolongados sin pausas.

Las primeras sesiones deberían ser breves. Empieza lentamente. Para la mayoría de las personas, las molestias deberían disminuir en las primeras varias sesiones.

Toma descansos periódicamente y detente y descansa si experimentas cualquier molestia. El tiempo y la duración de las pausas dependen de cada usuario de y cómo esté usando el dispositivo.

Si tienes molestias, deja de usar el Dispositivo y descansa hasta que sientas mejor. Sentarte recto en un entorno bien iluminado puede ayudar a una recuperación más rápida de la desorientación. Si te sientes desorientado, evita las actividades que requieran equilibrio, coordinación y otras capacidades hasta que te recuperes. Recuerde el tipo de contenido que estaba viendo y otros aspectos de la situación en la que se produjeron la molestias, para que pueda ajustar o reducirlas la próxima vez. Cada persona tarda un tiempo determinado en adaptarse. Piense en tomar descansos más frecuentes o más largos.

Para facilitar la administración de tu entorno, si están disponibles y configuradas, las características del dispositivo pueden usarse para configurar los límites del Dispositivo y ayudarte a evitar obstáculos.