Realizar un seguimiento del estado del dispositivo y el rendimiento en Seguridad de Windows

Se aplica a: Seguridad

Para ayudar a proteger tu dispositivo, Seguridad de Windows controla el dispositivo para problemas de seguridad y proporciona un informe de mantenimiento, que aparece en la página Rendimiento y estado del dispositivo. El informe de mantenimiento te avisa de problemas comunes con el sistema y ofrece recomendaciones para resolverlos. Para obtener más información sobre Windows Security, incluido cómo activar o desactivar la protección de Antivirus de Windows Defender, consulta Mantenerse protegido con Seguridad de Windows.

Ver el informe de mantenimiento para tu dispositivo en Seguridad de Windows

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe Seguridad de Windows y después selecciónalo en los resultados.
  2. Selecciona Rendimiento y estado del dispositivo para ver el informe de mantenimiento. Lo que veas en este informe variará en función de tu versión de Windows, dispositivo, permisos y los problemas que se encuentren. 

Si cumples los requisitos del sistema, también verás la opción Comienzo de cero, que te ayuda a actualizar el dispositivo volviendo a instalar y actualizando Windows 10. Comienzo de cero puede ser útil si tu dispositivo tiene problemas de rendimiento, si la memoria está llena o si tienes demasiadas aplicaciones sin utilizar. Con Comienzo de cero, puedes actualizar tu equipo sin perder la configuración o tus archivos personales y fotos. Comienzo de cero puede mejorar el proceso de encendido y apagado del dispositivo, el uso de memoria, la exploración, la duración de la batería y el rendimiento de las aplicaciones de Microsoft Store. Para ver qué versión y compilación de Windows estás ejecutando, en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas escribe winver y, a continuación, selecciónalo en los resultados.

A continuación se incluyen otras opciones que puedes probar antes de usar Comienzo de cero:


Usa Comienzo de cero para instalar una versión limpia de Windows 10

  1. Comprueba que cumples los requisitos del sistema. Para obtener acceso a Comienzo de cero, el dispositivo debe estar ejecutando Windows 10 Home o Windows 10 Pro, y debes haber iniciado sesión como administrador. Consigue más información sobre las especificaciones de Windows 10Crear una cuenta de administrador o de usuario local en Windows 10.
  2. Recopila todos los medios de reinstalación (por ejemplo, CD), claves de productos, información de inicio de sesión o licencias, o cualquier otra cosa que necesites para reinstalar o reactivar las aplicaciones o el contenido relacionado con estas que quieras seguir usando. Para las aplicaciones de Microsoft, consulta Encontrar las descargas y claves de producto de Microsoft.
  3. (Opcional) Realiza una copia de seguridad de tus archivos. Recomendamos tomar esta precaución, aunque Comienzo de cero mantenga los datos intactos.
  4. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe Seguridad de Windows y después selecciónalo en los resultados.
  5. Selecciona Rendimiento y estado del dispositivo.
  6. En Comienzo de cero, selecciona Información adicional y luego, selecciona Introducción para iniciar el proceso.

Cuando haya terminado Comienzo de cero, puedes reinstalar las aplicaciones que quieras seguir usando. Para ver una lista de las aplicaciones que se quitaron, ve a tu escritorio y haz doble clic en el icono Aplicaciones quitadas que encontrarás allí.