Uso de la protección frente a restablecimiento en Windows Phone

Se aplica a: Microsoft AccountWindows 10 Mobile

Aunque no es en absoluto deseable, puede suceder que tu Windows Phone se te pierda o incluso que te lo roben. Si eso sucede, puedes llamar al teléfono, bloquearlo e incluso borrarlo, para ayudarte a encontrarlo o a proteger los datos que contenga. Pero también puede ser conveniente que te asegures de que a nadie le resulte fácil restablecerlo o reutilizarlo sin tu permiso. Aquí es donde entra en juego Protección frente a restablecimiento.

Protección frente a restablecimiento es un servicio gratuito, disponible en account.microsoft.com, que proporciona un nivel de protección adicional. De esta forma, si el teléfono cae en malas manos, no será fácil restablecerlo ni volver a usarlo. (Protección frente a restablecimiento solo está disponible para los teléfonos nuevos que ejecutan la compilación 8.10.15127.138 o posterior).

Activar Protección frente restablecimiento

Cuando configures el teléfono, inicia sesión con tu cuenta Microsoft y acepta la configuración recomendada. No hay que hacer nada más para activar Protección frente a restablecimiento. Si no la activas durante la configuración, siempre puedes hacerlo yendo más tarde a Configuración 

Icono Configuración
> Actualizaciones y seguridad > Encontrar mi teléfono y hacerlo allí.

Después de activar Protección frente a restablecimiento, recibirás una confirmación "Bienvenido a Protección frente a restablecimiento" que se enviará a la dirección de correo asociada a tu cuenta de Microsoft.

Para desactivar Protección frente a restablecimiento antes de vender o regalar el teléfono

Antes de entregar el teléfono, quita toda tu información personal y desactiva Protección frente a restablecimiento, puesto que, si no está desactivada, el receptor no podrá usarlo.

  1. Si deseas transferir el contenido a tu nuevo teléfono, realiza una copia de seguridad.

  2. Selecciona Configuración 

    Icono Configuración
    > Sistema > Acerca de > Restablecer el teléfono.

  3. Si estás seguro de que deseas borrar todo el contenido personal del teléfono, selecciona y, a continuación, selecciona otra vez para confirmar.

  4. Escribe la contraseña de tu cuenta Microsoft y, transcurridos unos momentos, se desactivará Protección frente a restablecimiento.

Para desactivar Protección frente a restablecimiento cuando el teléfono ya no está en tu poder

Si alguien hubiera recibido tu teléfono y no hubieras desactivado Protección frente a restablecimiento, el receptor no podrá configurar el teléfono. Esto es lo que puedes hacer:

  1. Ve a account.microsoft.com/devices.

  2. Junto al teléfono que ya no posees, selecciona Quitar teléfono.

  3. Activa la casilla Estoy listo para borrar mi teléfono, anota la clave de recuperación y, a continuación, selecciona Quitar. Aparecerá la clave de recuperación en la página y se te enviará también por correo.

  4. Cuando estés seguro de que tienes la clave de recuperación guardada, activa la casilla He conservado una copia de la clave de recuperación y, a continuación, selecciona Aceptar.

  5. Reenvía el mensaje de correo electrónico con la clave de recuperación al receptor del teléfono.

El teléfono ya no aparecerá en account.microsoft.com/devices y el receptor podrá quitar la Protección frente a restablecimiento al configurarlo, mediante la opción Deshabilitar usando la clave de recuperación.

¿Vas a comprar o te van a dar el teléfono de otra persona?

Estos son algunos puntos importantes que debes tener en cuenta al pasar a poseer un teléfono de segunda mano:

  • Puedes comprobar el estado de Protección frente a restablecimiento del teléfono en account.microsoft.com/resetprotection. En la página de Estado de Protección frente a restablecimiento, escribe el IMEI o el MEID. Para conocer cuál es, marca *#06# en el teléfono.

  • Si el teléfono está configurado pero bloqueado, ponte en contacto con el propietario anterior. Esa persona debería tener la contraseña que necesitas para desbloquearlo y configurarlo.

  • Por supuesto, debes saber siempre de quién procede el teléfono que recibes.