Usar el explorador más reciente recomendado por Microsoft

Obtén velocidad, seguridad y privacidad con Microsoft Edge. 

Pruébalo ahora

Los complementos son aplicaciones que Internet Explorer usa para interactuar con el contenido web, como vídeos o juegos. Las barras de herramientas y las extensiones también son tipos de complementos. Algunos complementos habituales son Adobe Flash, Quicktime y Silverlight.

Internet Explorer está diseñado para funcionar sin complementos y puede reproducir HTML5 y muchos vídeos de Adobe Flash sin necesidad de instalar un complemento independiente.

Solo podrás instalar y usar complementos en la aplicación Internet Explorer para el escritorio. Si está intentando ver una página que requiere complementos, véala en el escritorio: deslice el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla (o haga clic con el botón derecho) para mostrar los comandos de la aplicación, seleccione el botón Herramientas de página Botón Herramientas de páginay, a continuación, seleccione Ver en el escritorio.

Nota: En Windows RT, los complementos no son compatibles con Internet Explorer ni con Internet Explorer para el escritorio.

Instalar y usar complementos

Si te falta un complemento necesario para ver una página, Internet Explorer te avisará y te pedirá que lo instales. Algunos complementos vienen preinstalados por otras aplicaciones o por el fabricante de tu PC.

Para ver los complementos instalados

  1. Abre Internet Explorer, selecciona el botón Herramientas y después selecciona Administrar complementos.

  2. En Mostrar, selecciona Todos los complementos.

Para activar los complementos

  1. Abre Internet Explorer, selecciona el botón Herramientas y después selecciona Administrar complementos.

  2. En Mostrar, selecciona Todos los complementos.

  3. Elige el complemento y selecciona Habilitar y después Cerrar.

Desactivar y quitar complementos

A veces, los complementos pueden hacer que los navegadores se ejecuten lentamente y se bloqueen, o pueden implicar un riesgo de seguridad o de compatibilidad. Puedes desactivar complementos específicos para ayudar a aumentar la velocidad de navegación o si sospechas que están ocasionando problemas en Internet Explorer. También puedes quitarlos del equipo si ya no los usas. Si crees que los complementos están ocasionando problemas de rendimiento, de compatibilidad o de seguridad, es conveniente que los elimines.

Para desactivar los complementos

  1. Abre Internet Explorer, selecciona el botón Herramientas y después selecciona Administrar complementos.

  2. En Mostrar, selecciona Todos los complementos y elige el complemento que quieres desactivar.

  3. Selecciona Deshabilitar y después Cerrar.

Para quitar complementos del equipo

Nota: No todos los complementos se pueden quitar. Algunos son necesarios para que Internet Explorer y el equipo funcionen correctamente.

  1. Abre Internet Explorer, selecciona el botón Herramientas y después selecciona Administrar complementos.

  2. En Mostrar, selecciona Todos los complementos y elige el complemento que quieres eliminar.

  3. Si se puede eliminar, verás la opción Quitar. Selecciona Quitar y después Cerrar.

Riesgos al instalar complementos

Aunque los complementos pueden mejorar tu experiencia de navegación, ya que te permiten acceder a contenido web avanzado, algunos pueden implicar riesgos de seguridad, de privacidad y de rendimiento. Asegúrate de que los complementos que instales provengan de un origen de confianza.
 

Modo protegido mejorado y complementos

El modo protegido mejorado ayuda a proteger tu PC y tus datos personales de malware y otros ataques. Cuando están activados, algunos complementos, como las barras de herramientas, las extensiones y los objetos auxiliares del navegador, solo pueden ejecutarse si son compatibles con el modo protegido mejorado. Recibirás una notificación si un complemento no es compatible. Si necesitas ejecutar un complemento incompatible, puedes desactivar el modo protegido mejorado en el navegador de escritorio.

Nota: El modo protegido mejorado ayuda a proteger tu PC frente a malware y otros ataques. Desactívalo únicamente si estás seguro de que quieres aumentar el nivel de riesgo de tu PC.

Para activar o desactivar el modo protegido mejorado

  1. Abre Internet Explorer, selecciona el botón Herramientas y después selecciona Opciones de Internet.

  2. En la pestaña Opciones avanzadas, en Seguridad, activa (o desactiva) la casilla Habilitar el modo protegido mejorado y después selecciona Aceptar. Deberás reiniciar el equipo para que esta configuración surta efecto.

¿Necesita más ayuda?

Únase a la charla
Preguntar a la comunidad
Obtener soporte técnico
Póngase en contacto con nosotros

¿Le ha sido útil esta información?

¿Cómo de satisfecho está con la calidad de la traducción?

¿Qué ha afectado a tu experiencia?

¿Algún comentario adicional? (Opcional)

¡Gracias por sus comentarios!

×