Ha finalizado el período de soporte técnico de Windows 8, lo que significa que los dispositivos Windows 8 dejarán de recibir actualizaciones de seguridad importantes. Se recomienda realizar la actualización gratuita a Windows 8.1 para seguir recibiendo actualizaciones de seguridad y soporte técnico.

Con la actualización de los equipos Windows 8 o Windows RT a Windows 8.1 o Windows RT 8.1, recibirás mejoras de las opciones de personalización, búsqueda, aplicaciones, Tienda Windows, y conectividad en la nube; todo esto con la seguridad y confianza que se espera de Windows.

A partir de julio del 2019, la Tienda de Windows 8 se cerrará de manera oficial. Aunque no se pueden instalar o actualizar las aplicaciones de la Tienda de Windows 8, las que ya están instaladas se pueden seguir utilizando. Sin embargo, como Windows 8 ya no cuenta con soporte técnico desde enero del 2016, te recomendamos que actualices a Windows 8.1 de manera gratuita.

Antes de comenzar

Los requisitos del sistema para Windows 8.1 y Windows RT 8.1 son prácticamente los mismos que para Windows 8. Si tu equipo ya tiene Windows 8 (o Windows RT), en la mayoría de los casos, podrás recibir la actualización gratuita a Windows 8.1 (o Windows RT 8.1).

Antes de comenzar, debes tener en cuenta algunas consideraciones.

  • Tus archivos, aplicaciones de escritorio, cuentas de usuario y configuraciones permanecerán contigo. Windows 8.1 y Windows RT 8.1 vienen con nuevas aplicaciones integradas, y actualizarán o reemplazarán a las aplicaciones integradas existentes en tu equipo. Las apps de la Tienda Windows que ya tienes no se conservarán; pero, una vez que se complete la actualización, podrás reinstalarlas todas (o las que quieras) de una sola vez.

  • Comprobaremos las aplicaciones de escritorio y los dispositivos por ti. Como parte de la actualización, comprobamos las aplicaciones de escritorio actuales y los dispositivos conectados. Te indicaremos lo que necesitarás hacer para que estén preparados para la actualización, o para que vuelvan a estar operativos después de la actualización. En la mayoría de los casos, no tendrás que hacer nada. La mayoría de las aplicaciones de escritorio, dispositivos (como impresoras), y conexiones de red funcionarán de manera habitual después de la actualización.

  • Considera el uso de una cuenta Microsoft para iniciar sesión en el equipo. Si ya usas una cuenta Microsoft para iniciar sesión en Windows 8 o Windows RT, tendrás que usar esa misma cuenta para iniciar sesión en Windows 8.1 o Windows RT 8.1. Si no tienes una cuenta Microsoft, te recomendamos que empieces a utilizar una en Windows 8.1 o Windows RT 8.1. Si ya tienes una cuenta que utilizas con Outlook.com, Xbox LIVE, Windows Phone, o Skype, entonces ya tienes una cuenta Microsoft.

  • Puedes seguir trabajando mientras se instala la actualización. Los tiempos de descarga e instalación varían desde 30 minutos a varias horas, dependiendo de la velocidad de tu conexión a Internet y de la velocidad y configuración de tu equipo, pero puedes seguir usando el equipo mientras la actualización se instala en segundo plano. Durante este tiempo, antes de dejar el equipo desatendido, asegúrate de guardar el trabajo y de cerrar las aplicaciones que tengas abiertas por si el equipo tuviera que reiniciarse automáticamente mientras estás fuera. Una vez reiniciado, no podrás usarlo durante un tiempo (de 20 minutos a una hora) mientras se aplican las actualizaciones. Una vez completada esta fase, te guiaremos paso a paso para que elijas algunas opciones de configuración básicas. Luego, Windows terminará de aplicar algunas actualizaciones finales que son necesarias.

Prepara tu equipo

Hay algunos pasos que debes realizar antes de comenzar la instalación:

  • Realiza una copia de seguridad de tus archivos. Aunque tus archivos y aplicaciones permanecen contigo cuando actualizas a Windows 8.1 o Windows RT 8.1, no es una mala idea realizar una copia de seguridad de los archivos importantes en una unidad externa o en la nube.

  • Procura tener suficiente espacio en disco disponible. Si actualmente tienes Windows 8, necesitas 3.000 MB de espacio libre para instalar la versión de 32 bits de Windows 8.1 y 3.850 MB para la versión de 64 bits. En los dispositivos con Windows RT, necesitas 2250 MB de espacio en disco disponible para instalar Windows RT 8.1.

  • Enchufa el portátil o la tableta. Es importante que el equipo esté enchufado durante todo el proceso de actualización, ya que, si se queda sin batería antes de terminar, es posible que la actualización no se instale correctamente.

  • Conéctate a Internet. Es recomendable que permanezcas conectado hasta que termine la actualización. Si no lo haces, tendrás que volver a conectarte más adelante para terminar la configuración, y la instalación tardará más.

  • Instala las actualizaciones más recientes, esenciales e importantes. Hay algunas actualizaciones que debes tener antes de instalar Windows 8.1. En la mayoría de los casos, las últimas actualizaciones se instalarán de manera automática mediante Windows Update. Sin embargo, si no tienes activadas las actualizaciones automáticas y necesitas comprobar las actualizaciones de forma manual, o si quieres comprobar cuándo se instalaron las últimas actualizaciones, puedes hacerlo en Windows Update.

  • Desactiva el programa de antivirus de manera temporal. Algunos software de antivirus pueden interferir con la instalación. No olvides activar de nuevo el antivirus después de instalar Windows 8.1 o Windows RT 8.1.

Consigue la actualización gratuita

La Tienda de Windows 8 ya no está en funcionamiento, por lo que tendrás que descargar la actualización gratuita de Windows 8.1.

  1. Ve a la página de descarga de Windows 8.1 y selecciona tu edición de Windows.

  2. Selecciona Confirmar y sigue las siguientes indicaciones para iniciar la descarga.

  3. La actualización se descargará e instalará en segundo plano mientras usas el equipo para hacer otras cosas. El instalador hará algunas comprobaciones para asegurarse de que hay suficiente espacio en disco, que las aplicaciones y equipos funcionarán con Windows 8.1 o Windows RT 8.1 y que tienes todas las actualizaciones necesarias.

    En algunos casos, es posible que el instalador encuentre algo que debas atender primero para poder continuar instalando la actualización. Si es así, verás un mensaje que indicará lo que debes hacer.

Reiniciar

Una vez descargada la actualización y finalizada la primera fase de la instalación (lo que podría llevar entre 15 minutos y algunas horas, en función de tu sistema y de la velocidad de conexión), verás un mensaje que indica que debes reiniciar el equipo. Tendrás 15 minutos para terminar lo que estés haciendo, guardar tu trabajo y cerrar las aplicaciones; después, el equipo se reiniciará automáticamente. O bien, puedes reiniciarlo de forma manual.
 

Importante: Si dejas desatendido tu equipo antes de que esté listo para reiniciarse, asegúrate de guardar tu trabajo y de cerrar todas las aplicaciones de escritorio que estés usando para que no pierdas nada cuando se reinicie automáticamente. Es posible que tu equipo tenga que reiniciarse más de una vez, según cómo esté configurado y si se necesitan más actualizaciones.

Este reinicio tardará más tiempo del habitual (de 20 minutos a una hora) mientras se aplica la actualización. Durante ese tiempo, no podrás usar el equipo.

Selecciona tu configuración

Verás una lista de opciones de configuración recomendadas, denominadas Configuración rápida. Para aceptar esta configuración y continuar, selecciona Usar configuración rápida. Podrás cambiar estas opciones de configuración más adelante, cuando finalice la instalación. Si deseas cambiar alguna de estas opciones de configuración en este momento, selecciona Personalizar.

Para obtener más información, selecciona Más información sobre la configuración rápida. Si quieres saber cómo estas opciones de configuración afectan a tu privacidad, haz clic en Declaración de privacidad.

Iniciar sesión

Después, se le pedirá que inicie sesión. Si ya usa una cuenta de Microsoft para iniciar sesión en Windows 8 o Windows RT, el nombre de la cuenta se rellenará automáticamente. Si anteriormente usabas una cuenta local, podrás seguir utilizándola para iniciar sesión.

Si tienes una cuenta Microsoft

  1. Escribe la dirección de correo electrónico de la cuenta Microsoft (si es necesario) y la contraseña.

  2. Te enviaremos un código de seguridad a la dirección de correo electrónico alternativa o al número de teléfono que configuraste para esta cuenta. Deberás escribir este código para asegurarnos de que eres el propietario de la cuenta. Esto nos ayuda a proteger tu cuenta y tus dispositivos cuando accedes a información confidencial. Si aún no has configurado la información de contacto alternativa para la cuenta, se te pedirá que lo hagas en este momento.

    Nota: Si iniciaste sesión en tu equipo con una cuenta Microsoft antes de instalar Windows 8.1 o Windows RT 8.1, es posible que no necesites especificar un código de seguridad.

Si tienes una cuenta local

Para iniciar sesión en la cuenta local, escribe la contraseña. En todo caso, puedes conectarte a una cuenta Microsoft en otro momento. Te recomendamos que lo pruebes. En pocas palabras, la cuenta Microsoft es el vínculo que integra muchas de las características útiles del nuevo Windows. Con una cuenta Microsoft, podrás acceder a aplicaciones de la Tienda Windows, sincronizar de manera automática tu configuración y tus documentos entre diferentes equipos, hacer copias de seguridad de tus fotos en la nube para que tengas acceso a estas desde cualquier lugar, y ver en un solo lugar todos tus contactos de diferentes cuentas de correo electrónico y redes sociales en las aplicaciones Contactos y Correo.

Almacenamiento en la nube de OneDrive

Si esta es la primera vez que configuras un equipo con Windows 8.1 o Windows RT 8.1, verás las nuevas opciones de OneDrive.

Si tienes otro equipo con Windows 8.1 o Windows RT 8.1 y activaste la sincronización de configuración en ese equipo, las opciones de OneDrive se sincronizarán entre los dos equipos y no verás esta pantalla.

Si seleccionas Siguiente en esta pantalla, tu equipo utilizará esta configuración predeterminada de OneDrive:

  • Las fotos que hagas con este equipo se guardarán en la carpeta de álbumes locales y automáticamente se guardará una copia más pequeña de cada foto en OneDrive.

  • Cuando crees un documento nuevo, la ubicación predeterminada en la que se guardará será OneDrive. Sin embargo, puedes optar por guardar cada documento de forma local o en otra unidad.

  • Windows guardará una copia de seguridad de la configuración de tu equipo en OneDrive. Si algo le sucediera al equipo y necesitaras reemplazarlo, la configuración estará guardada en la nube y podrás transferirla a un equipo nuevo al instante.

Podrás cambiar estas opciones de configuración más adelante en la configuración del equipo. Si prefieres desactivar todas estas opciones de configuración ahora, selecciona Desactivar estas opciones de configuración de OneDrive (no recomendado).

Actualizaciones finales

Como Windows siempre está actualizándose, es posible que haya disponibles nuevas actualizaciones esenciales que sean posteriores a tu actualización de Windows 8.1 y Windows RT 8.1. Windows busca estas actualizaciones críticas al finalizar la configuración inicial de Windows 8.1 y Windows RT 8.1 y, si encuentra alguna, la descarga automáticamente. Descargar e instalar estas actualizaciones puede tardar unos minutos, en función de las actualizaciones que necesites. Es posible que también sea necesario reiniciar el equipo una o varias veces para completar las actualizaciones.

Volver a instalar las aplicaciones 

Las aplicaciones de escritorio seguirán estando ahí cuando actualices a Windows 8.1 o Windows RT 8.1, pero tendrás que volver a instalar las aplicaciones de la Tienda Windows. Puedes ver todas tus aplicaciones de la Tienda Windows adquiridas en la sección Mis aplicaciones de la Tienda. Desde ahí, puedes elegir las que quieres instalar en el equipo actualizado e instalarlas todas de una vez.

  1. En la pantalla Inicio, selecciona el icono de la Tienda para abrir la Tienda Windows.

  2. Selecciona Cuenta, y después Mis aplicaciones.

  3. Selecciona todas las aplicaciones que quieres instalar y después selecciona Instalar.

Nota: No tienes que esperar a que las aplicaciones terminen de instalarse. Seguirán instalándose en segundo plano mientras haces otras cosas.

¿Necesita más ayuda?

Únase a la charla
Preguntar a la comunidad
Obtener soporte técnico
Póngase en contacto con nosotros

¿Le ha sido útil esta información?

¿Cómo de satisfecho está con la calidad de la traducción?

¿Qué ha afectado a tu experiencia?

¿Algún comentario adicional? (Opcional)

¡Gracias por sus comentarios!

×