Configuración de inicio de Windows (incluyendo el modo seguro)

Con Configuración de inicio de Windows puedes iniciar Windows en diferentes modos avanzados de solución de problemas para ayudarte a encontrar y solucionar problemas en tu PC.

Acceder a Configuración de inicio de Windows en Configuración de PC

  1. Desliza rápidamente el dedo desde el borde derecho de la pantalla, pulsa en Configuración y después pulsa en Cambiar configuración de PC.
    (Si usa un mouse, apunte a la esquina inferior derecha de la pantalla, mueva el puntero hacia arriba, haga clic en configuracióny, a continuación, haga clic en Cambiar configuración de PC).

  2. En Configuración de PC, pulsa o haz clic en Actualizar y recuperar y, a continuación, en Recuperación.

  3. En Inicio avanzado, pulse o haga clic en reiniciar ahora.

  4. Una vez que el equipo se reinicia, en la pantalla Elegir una opción, pulsa o haz clic en Solucionar problemas. Si no ves la opción Configuración de inicio, pulsa o haz clic en Opciones avanzadas.

  5. Pulse o haga clic en configuración de inicio y reiniciar.

  6. En la pantalla Configuración de inicio, elige la configuración de inicio que quieras.

  7. Inicia sesión en tu PC con una cuenta de usuario que tenga derechos de administrador.

Acceder a Configuración de inicio de Windows en el Entorno de recuperación de Windows

Si no consigues iniciar tu PC, sigue estas instrucciones para acceder al Entorno de recuperación de Windows. Para realizar estos pasos, deberás conectar un teclado.

  1. En función de si dispones o no de medios de instalación (como una unidad flash USB o un DVD), realiza uno de los procedimientos siguientes:

    • Si tiene medios de instalación para Windows 8.1, inicie el equipo desde el medio de instalación. Inserta el DVD o la unidad flash USB y reinicia el equipo. Si un mensaje te pide que presiones cualquier tecla para arrancar desde el DVD, hazlo. Si no aparece este mensaje, puedes cambiar el orden de arranque en la configuración del BIOS del equipo para que se inicie primero desde la unidad de DVD o USB. Cuando accedas a la página Instalar Windows, pulsa o haz clic en Reparar el equipo para iniciar el Entorno de recuperación de Windows.

    • Si no tienes medios de instalación, reinicia el equipo tres veces con el botón de inicio/apagado. Así iniciarás el Entorno de recuperación de Windows.

  2. En el Entorno de recuperación de Windows, ve a la pantalla Elegir una opción y pulsa o haz clic en Solucionar problemas.

  3. Pulsa o haz clic en Configuración de inicio. Si no aparece Configuración de inicio, pulsa o haz clic en Opciones avanzadas y después en Configuración de inicio.

  4. Pulsa o haz clic en Reiniciar y espera mientras el equipo se reinicia.

  5. En la pantalla Configuración de inicio, elige una opción.

  6. Inicia sesión en el equipo con una cuenta de usuario que tenga derechos de administrador.

Algunas opciones, como el modo seguro, inician Windows en un estado con funcionalidad limitada en el que solo se inician los programas básicos. Otras opciones inician Windows con características avanzadas (que suelen usar los administradores del sistema y los profesionales de TI). Para obtener más información, vaya al sitio web de Microsoft TechNet para profesionales de ti.

Nota: Si usas BitLocker, tendrás que suspenderlo para poder acceder a Configuración de inicio de Windows. Si usas Windows RT 8.1, puede que se te pida que escribas la clave de recuperación de Cifrado de dispositivo para acceder a Configuración de inicio.

  Inicia Windows en un modo avanzado de solución de problemas destinado a profesionales de TI y administradores del sistema.

Crea un archivo llamado ntbtlog.txt en el que se incluyen todos los controladores instalados durante el inicio y que puede resultar útil para la solución avanzada de problemas.

Inicia Windows con el controlador de vídeo actual y una configuración de resolución y frecuencia de actualización bajas. Con este modo puedes restablecer la configuración de pantalla.

El modo seguro inicia Windows con un conjunto mínimo de controladores y servicios para ayudar a solucionar los problemas. Si un problema no vuelve a aparecer cuando inicies en modo seguro, puedes descartar la configuración predeterminada y los servicios y controladores de dispositivo básicos como posibles causas. Hay tres opciones de modo seguro diferentes:

  • Habilitar el modo seguro. Inicia Windows con un conjunto mínimo de controladores y servicios.

  • Habilitar modo seguro con funciones de red. Inicia Windows en modo seguro e incluye los controladores y servicios de red necesarios para tener acceso a Internet o a otros equipos de la red.

  • Habilitar modo seguro con símbolo del sistema. Inicia Windows en modo seguro con una ventana de símbolo del sistema en lugar de con la interfaz de Windows habitual. Esta opción está destinada a profesionales de TI y administradores del sistema.

Si el problema no vuelve a ocurrir cuando reinicies tu PC en modo seguro, es improbable que la configuración, los archivos y los controladores básicos de Windows sean la causa del problema. Intenta iniciar una por una todas las aplicaciones del escritorio que usas habitualmente (incluidas las aplicaciones de la carpeta de inicio) para determinar si es posible que una aplicación específica esté ocasionando el problema. Si el problema se debe a una de las aplicaciones, desinstálala o ponte en contacto con el editor de software. Si el problema aparece mientras está en modo seguro, o si sigue sin encontrar el problema, puede intentar actualizar o restablecer su PC. Para más información, consulta Cómo actualizar, restablecer o restaurar el equipo.        

Permite que los controladores que contienen firmas incorrectas se instalen.

Evita que se inicie el controlador antimalware de inicio anticipado, lo que permite que los controladores que pueden contener malware estén instalados.

Impide que Windows se reinicie automáticamente en caso de que un error haga que Windows falle. Elija esta opción solo si Windows se bloquea en un bucle en el que se produce un error en Windows, intenta reiniciar y vuelve a intentarlo de nuevo.

Inicia el controlador de dominio de Windows que ejecuta Active Directory, de forma que el servicio de directorio pueda restaurarse. Esta opción está destinada a profesionales de TI y administradores del sistema.

¿Necesita más ayuda?

Únase a la charla
Preguntar a la comunidad
Obtener soporte técnico
Póngase en contacto con nosotros

¿Le ha sido útil esta información?

¡Gracias por sus comentarios!

×