Crear una unidad USB de recuperación

Si surgen problemas en tu PC Windows, una unidad USB de recuperación puede ayudarte a resolverlos, incluso si el equipo no se inicia.

Es posible que su equipo tenga una imagen de recuperación que se usa para actualizar o restablecer su PC. La imagen para recuperación está almacenada en una partición de recuperación dedicada en tu PC, y suele tener un tamaño de entre 3 y 6 GB. Para ahorrar espacio en tu PC, puedes eliminar la imagen de recuperación del equipo y usar una unidad de recuperación en su lugar. Windows 8.1 incluye una herramienta integrada para crear una unidad de recuperación USB. Windows te indicará el tamaño de la partición de recuperación y necesitarás una unidad flash USB al menos tan grande.

Advertencia: La creación de una unidad de recuperación borrará todo lo que esté almacenado en la unidad flash USB. Usa una unidad flash USB o asegúrate de transferir los datos importantes de la unidad flash USB a otro dispositivo de almacenamiento antes de usarla para crear una unidad USB de recuperación.

Para crear una unidad USB de recuperación

  1. Desliza el dedo desde el borde derecho de la pantalla y luego pulsa Buscar. (Si usas un mouse, sitúa el cursor en la esquina inferior derecha de la pantalla, muévelo hacia arriba y después haz clic en Buscar).

  2. Escribe unidad de recuperación en el cuadro de búsqueda y selecciona Crear una unidad de recuperación.

  3. Una vez que se abra la herramienta de unidad de recuperación, asegúrate de que la casilla Copie la partición de recuperación del equipo en la unidad de recuperación esté activada y selecciona Siguiente.

    Nota: Si tu PC no tiene una partición de recuperación, la casilla aparece atenuada. La unidad de recuperación solo incluirá las herramientas de recuperación y una imagen de arranque, pero no incluirá una imagen de recuperación que pueda usarse para restaurar o restablecer el equipo.

  4. Inserta una unidad flash USB en tu PC que sea al menos tan grande como el tamaño indicado en la pantalla.

  5. Selecciona la unidad USB que quieras usar para la unidad de recuperación y después selecciona Siguiente.

  6. Selecciona Crear. La imagen de recuperación y las herramientas de recuperación necesarias se copiarán en la unidad flash USB, lo que demorará unos minutos, según el equipo informático y el tamaño de la imagen de recuperación.

  7. Cuando termine el proceso, realiza una de las operaciones siguientes:

    • Si quieres mantener la partición de recuperación en tu PC, selecciona Finalizar.

    • Si quieres quitar la partición de recuperación de tu PC y liberar espacio en disco, selecciona Eliminar partición de recuperación. A continuación, selecciona Eliminar. De esta manera se liberará el espacio en disco usado para almacenar la imagen de recuperación. Cuando el proceso termine, selecciona Finalizar.

      Nota: Algunos equipos no ofrecen la opción para quitar una partición de recuperación. Si este es tu caso, en tu PC no hay una partición de recuperación que esté usando espacio adicional en disco.

  8. Quita la unidad flash USB. Ahora es tu Windows 8.1 unidad de recuperación y la necesitarás si alguna vez necesitas actualizar o restablecer tu PC. Guárdala en un lugar seguro y no la uses para almacenar otros archivos o datos.

    Nota: Si tu PC venía con Windows 8 y lo actualizaste a Windows 8.1, tu unidad de recuperación incluirá Windows 8 y tendrás que actualizar a Windows 8.1 después de actualizar o restablecer el equipo.

¿Necesita más ayuda?

Únase a la charla
Preguntar a la comunidad
Obtener soporte técnico
Póngase en contacto con nosotros

¿Le ha sido útil esta información?

¡Gracias por sus comentarios!

Gracias por sus comentarios. Quizá le interese ponerse en contacto con uno de nuestros agentes de soporte de Office.

×