We couldn’t sign you in
Select the account you want to use.

Si el equipo se ejecuta con lentitud, las siguientes sugerencias pueden ayudarte a acelerar el proceso. Las sugerencias se enumeran en orden, por lo que debes empezar por la primera; comprobar si se soluciona el problema y, de no ser así, continuar por la siguiente.  

Una de las mejores maneras de sacar el máximo partido a tu equipo es asegurarte de tener instalada la versión más reciente de Windows 11. Cuando buscas actualizaciones, tu PC también buscará los últimos controladores de dispositivo, que pueden ayudar también a mejorar el rendimiento del PC.

Para buscar actualizaciones

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Windows Update  > Buscar actualizaciones.

    Buscar actualizaciones de Windows

  2. Sigue uno de estos procedimientos:

    • Si el estado indica "Estás actualizado", continúa y busca actualizaciones opcionales.

    • Si el estado indica "Novedades están disponibles", una vez descargados, selecciona Instalar ahora.

  3. Selecciona las actualizaciones que desees instalar y luego selecciona Instalar.

  4. Reinicia el PC y mira a ver si parece funcionar mejor.

A veces, habrá disponible una actualización opcional, como un nuevo controlador no crítico, que puede ayudar.

Para buscar actualizaciones opcionales

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Windows Update  > Opciones avanzadas > Actualizaciones opcionales.

  2. Si hay actualizaciones adicionales disponibles, selecciónalas y, después, selecciona Descargar e instalar.

  3. Reinicia el PC y mira a ver si parece funcionar mejor.

Para obtener más información sobre actualizaciones, incluyendo cómo puede hacerse que se instalen automáticamente, consulta las preguntas más frecuentes de Windows Update.

Para obtener información acerca de la solución de problemas de Windows Update, consulta Actualizar Windows y Solucionar problemas de actualización de Windows.

Si el equipo sigue funcionando con lentitud, continúa con la siguiente sugerencia.

El hecho de tener muchas aplicaciones, programas, navegadores web y similares abiertos a la vez puede ralentizar el equipo. Tener muchas pestañas del explorador abiertas a la vez también puede ralentizarlo un poco. Si esto ocurre, cierra las aplicaciones, las pestañas del explorador, etc., que no necesitas y comprueba si eso contribuye a aumentar la velocidad del equipo. Si no funciona, reinicia el PC y, a continuación, abre únicamente las aplicaciones, programas y ventanas del explorador que necesites.

Para reiniciar el PC

  1. Selecciona el botón Inicio y, a continuación, inicio /apagado > Reiniciar .

  2. Una vez reiniciado el PC, abre solo las aplicaciones que necesites y ciérralas cuando hayas terminado con ellas.

A veces, las aplicaciones que se diseñaron para una versión anterior de Windows podrán ejecutarse en Windows 11, pero pueden ralentizar el equipo. Si sucede esto después de abrir un determinado programa, consulta el sitio web de la empresa de software para obtener una versión actualizada, o ejecuta el Solucionador de problemas de compatibilidad de programas.

Para activar el Solucionador de problemas de compatibilidad de programas

  1. Selecciona Búsqueda , escribe solución de problemas en el cuadro de búsqueda y, a continuación, selecciona Configuración de solución de problemas > Otros solucionadores de problemas .

  2. En Otros, selecciona el botón Ejecutar junto a Solucionador de problemas de compatibilidad de programas .

  3. Selecciona el programa con el que tienes problemas y, a continuación, siguiente y continúa con el solucionador de problemas.

¿Sigue funcionado lentamente el equipo? Continúa con la siguiente sugerencia.

ReadyBoost te permite usar una unidad extraíble, como una unidad flash USB, para mejorar el rendimiento del PC sin abrirlo ni agregar más memoria (RAM). Para usar ReadyBoost, necesitarás una unidad flash USB o una tarjeta de memoria que tenga al menos de 500 MB de espacio libre y una alta velocidad de transferencia de datos.

Para usar ReadyBoost

  1. Inserta la unidad flash USB en un puerto USB del PC.

  2. Selecciona Explorador de archivos en la barra de tareas.

  3. Pulsa y sostén (o haz clic con el botón derecho) en la unidad flash USB (o la tarjeta SD, si usas una en su lugar) y luego selecciona Propiedades.

  4. Selecciona la pestaña ReadyBoost y, a continuación, Usar este dispositivo.
    Windows determinará si el dispositivo puede usar ReadyBoost. De lo contrario, te avisará.

  5. Después de que Windows determine cuánto espacio libre usar para optimizar la memoria, selecciona Aceptar para reservar este espacio para que ReadyBoost pueda usarlo.

    Cuando mires el contenido de la unidad flash USB en Explorador de archivos, verás un archivo llamado ReadyBoost.sfcache en la unidad flash. Este archivo muestra cuánto espacio está reservado para ReadyBoost.

Nota: No se puede usar ReadyBoost si Windows está instalado en una unidad de estado sólido (SSD). Una SSD ya es rápida de por sí y ReadyBoost no conseguirá mejorar su rendimiento.

El archivo de paginación es un área del disco duro que Windows usa como memoria. Hay una configuración en Windows 11 que administra el tamaño del archivo de paginación automáticamente, lo que puede ayudar a mejorar el rendimiento del equipo.

Para asegurarte de que la administración automática de archivos de paginación está activada

  1. Selecciona Búsqueda en la barra de tareas, escribe sistema avanzado en el cuadro de búsqueda y, a continuación, selecciona Ver configuración avanzada del sistema, que tiene el Panel de control debajo.

  2. En Propiedades del sistema, selecciona la pestaña Avanzadas y, a continuación, selecciona Configuración en el área Rendimiento.

  3. En Opciones de rendimiento, selecciona la pestaña Avanzadas y, a continuación, cambiar en el área de la memoria virtual .

  4. Asegúrate de que la casilla Administrar automáticamente el tamaño del archivo de paginación para todas las unidades está activada. Si lo está, continúa con la siguiente sugerencia. Si no es así, selecciónalo y, a continuación, reinicia el equipo seleccionando Inicio > Inicio/Apagado > Reiniciar .

Usa tu PC y comprueba si funciona mejor. Si no es así, prueba la siguiente sugerencia.

Es posible que puedas mejorar el rendimiento si liberas espacio en disco del PC.

Para comprobar si hay poco espacio en disco

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Sistema > Almacenamiento .

    Abrir la configuración de almacenamiento

  2. Tus unidades se mostrarán en el área Almacenamiento. Ten en cuenta la cantidad de espacio libre y el tamaño total de cada unidad.

Nota: Si tu PC no tiene poco espacio, prueba la siguiente sugerencia.

Puedes usar el Sensor de almacenamiento para eliminar archivos innecesarios o temporales del dispositivo, lo que también puede liberar espacio. 

Si se activa el Sensor de almacenamiento, Windows liberará espacio automáticamente borrando archivos innecesarios, como los archivos de la Papelera de reciclaje, cuando quede poco espacio en disco o en intervalos especificados. Las instrucciones que aparecen a continuación te muestran cómo eliminar archivos temporales y cómo activar y configurar el Sensor de almacenamiento.

Si no encuentras el Sensor de almacenamiento en el dispositivo siguiendo los pasos siguientes, consulta la sección "Liberar espacio con el Liberador de espacio en disco" más adelante en su lugar. 

Nota: Es posible que no quieras eliminar archivos temporales para mejorar el rendimiento. Si bien es posible que estos archivos no se usen en el momento, contribuyen a que las aplicaciones se carguen y ejecuten más rápidamente.

Para eliminar los archivos temporales con el Sensor de almacenamiento

  1. Abre Configuración y, a continuación, selecciona Almacenamiento > sistema .

    Abrir la configuración de almacenamiento

  2. Selecciona Archivos temporales en el desglose del almacenamiento. Nota: Si no ves que aparezca Archivos temporales, selecciona Mostrar más categorías.

  3. Windows tardará unos minutos en determinar qué archivos y aplicaciones consumen la mayor parte del espacio de tu PC.

  4. Selecciona los elementos que quieras eliminar y, a continuación, Quitar archivos.

Para ver qué hay en la Papelera de reciclaje antes de vaciarla, ábrela en el escritorio. Si no ves el icono de la Papelera de reciclaje en el escritorio, en la barra de búsqueda de la barra de tareas, escribe papelera de reciclaje y, a continuación, selecciona Papelera de reciclaje en la lista de resultados. 

Nota: Windows mueve los archivos que eliminas a la Papelera de reciclaje, por si cambiaras de opinión y los necesitaras de nuevo en el futuro. Podrías conseguir liberar una cantidad importante de espacio eliminando los archivos de la Papelera de reciclaje para quitar permanentemente los archivos que hayas eliminado antes.

Para activar y configurar el Sensor de almacenamiento

  1. Abre Configuración y, a continuación, selecciona Almacenamiento > sistema .

    Abrir la configuración de almacenamiento

  2. En el área Administración de almacenamiento , activa Sensor de almacenamiento.

  3. Selecciona sensor de almacenamiento para configurarlo.

  4. En Limpieza de archivos temporales, asegúrate de que Mantener Windows funcionando sin problemas limpiando automáticamente los archivos temporales del sistema y de la aplicación está activado.

  5. En Configurar programaciones de limpieza, elige la frecuencia con la que quieres que se ejecute Sensor de almacenamiento.

  6. Para los archivos que quieres que Sensor de almacenamiento elimine (las opciones son archivos de la papelera de reciclaje y de la carpeta Descargas), selecciona los intervalos de tiempo preferidos o selecciona Nunca si quieres que Sensor de almacenamiento deje esos tipos de archivos.

  7. Desplázate hacia abajo y selecciona Ejecutar sensor de almacenamiento ahora.

  8. Windows dedicará unos instantes a limpiar tus archivos y, a continuación, verás un mensaje en el que se indicará la cantidad de espacio en disco liberada.

Si el sistema no tiene Sensor de almacenamiento, puedes usar la herramienta Liberador de espacio en disco para eliminar archivos temporales y archivos del sistema de tu dispositivo.

Para ejecutar el Liberador de espacio en disco

  1. Selecciona Búsqueda , escribe liberador de espacio en disco y, a continuación, selecciona Liberador de espacio en disco en la lista de resultados.

  2. Activa la casilla que se encuentra junto al tipo de archivos que quieras eliminar. (Para ver una descripción de cada tipo de archivo, selecciona el nombre). De forma predeterminada, se seleccionan Archivos de programa descargados, Archivos temporales de Internet y Miniaturas . Asegúrate de desactivar esas casillas si no quieres eliminar esos archivos.

  3. Para liberar más espacio aún, selecciona Limpiar archivos del sistema. Liberador de espacio en disco tardará unos instantes en calcular la cantidad de espacio que se puede liberar. 

    Nota: Si han transcurrido menos de 10 días desde que actualizaste a Windows 11, la versión anterior de Windows se mostrará como un archivo del sistema que podrás eliminar. Si necesitas liberar espacio de almacenamiento, puedes eliminarla, pero ten en cuenta que vas a eliminar la carpeta Windows.old, que contiene archivos que te ofrecen la opción de volver a la versión anterior de Windows. Si eliminas la versión anterior de Windows, esta acción no se podrá deshacer. (No podrás volver a la versión anterior de Windows.)

  4. Selecciona los tipos de archivos que quieres eliminar, selecciona Aceptar y, a continuación, selecciona Eliminar archivos en la ventana de confirmación para iniciar la limpieza.

Si el PC sigue funcionando con lentitud, intenta desinstalar aplicaciones que ya no uses.

Para desinstalar la aplicaciones que ya no uses

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Aplicaciones > Aplicaciones instaladas .

    Abrir la configuración de características del & aplicaciones

  2. Busca una aplicación específica u ordénalas para ver cuáles usan más espacio.

  3. Cuando encuentres una aplicación que quieras quitar, selecciona el icono Más junto a ella y, si es posible, selecciona Desinstalar.

  4. Reinicia el equipo y comprueba si el rendimiento ha mejorado.

Si el equipo se sigue ejecutando con lentitud, intenta mover archivos a otra unidad.

Si tienes fotos, música u otros archivos que deseas conservar, pero no usas muy a menudo, puede ser conveniente guardarlos en medios extraíbles, como una unidad USB. Podrás seguir usándolos cuando la unidad esté conectada, pero ya no ocuparán espacio en el PC.

Para mover archivos a otra unidad de disco

  1. Conecta el medio extraíble al PC.

  2. Selecciona Explorador de archivos en la barra de tareas y busca los archivos que quieras mover.

  3. Selecciona los archivos y, a continuación, en la barra de tareas, selecciona Cortar .

  4. Selecciona el medio extraíble en la lista de ubicaciones y, a continuación, selecciona Pegar .

  5. Una vez completado el movimiento, reinicia el equipo y comprueba si ha mejorado el rendimiento.

Obtén más información sobre cómo liberar espacio en la unidad en Windows.

Si el PC sigue funcionando con lentitud, prueba con la siguiente sugerencia.

Windows 11 incluye muchos efectos visuales, como las animaciones y los efectos de sombra. Quedan muy bien, pero también pueden usar recursos del sistema adicionales y ralentizar el equipo. Esto es especialmente cierto si dispones de un equipo con menor cantidad de memoria (RAM).

Para ajustar los efectos visuales en Windows

  1. Selecciona Búsqueda , escribe rendimiento y luego selecciona Ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows en la lista de resultados.

  2. En la pestaña Efectos visuales , selecciona Ajustar para obtener un mejor rendimiento > Aplicar.

  3. Reinicia el PC y mira a ver si eso lo acelera.

Si el equipo sigue funcionando con lentitud, continúa con la siguiente sugerencia.

La configuración del PC te permite elegir dónde se guardarán los archivos de manera predeterminada. Puedes guardar archivos en tu equipo o en OneDrive de manera predeterminada y sincronizar archivos entre las dos ubicaciones. Esto te permite acceder a tus archivos desde cualquier dispositivo que pueda conectarse a Internet, y ayuda a garantizar que se haga una copia de seguridad de tus archivos en caso de que el equipo se estropee o se pierda. Sin embargo, los archivos deben sincronizarse entre tu PC y OneDrive, y la sincronización puede ralentizar el PC. Puedes poner en pausa temporalmente la sincronización de OneDrive y ver si eso ayuda a mejorar el rendimiento del PC.

Para pausar la sincronización con OneDrive

  1. En la barra de tareas, busca OneDrive cerca del área de notificación.

  2. Selecciona OneDrive > Ayuda & Configuración > Pausar la sincronizacióny,  a continuación, elige cuánto tiempo quieres pausar la sincronización de los archivos.

  3. Reinicia el PC y comprueba si se han mejorado los problemas de rendimiento con la sincronización en pausa.

  4. Para reanudar la sincronización de los archivos, seleccione OneDrive > Ayuda & Configuración > Reanudar la sincronización.

También puedes visitar Solucionar problemas de sincronización de Microsoft OneDrive para comprobar los problemas de sincronización. 

Al encender el equipo, algunos programas se inician automáticamente y se ejecutan en segundo plano. Puedes deshabilitar estos programas para que no se ejecuten al iniciarse el equipo.

Muchos programas están diseñados para iniciarse automáticamente cuando se inicia Windows. No te darás cuenta de que se están ejecutando, pero se abrirán rápidamente cuando vayas a usarlos. Esto resulta útil para programas que uses mucho, pero no para programas que no uses a menudo, ya que aumenta el tiempo que tarda Windows en iniciarse.

Encontrar los programas que se inician automáticamente

A veces, puedes determinar los programas que se inician automáticamente mirando los iconos de programa del área de notificación que se encuentra en el extremo derecho de la barra de tareas. Mira allí para saber si hay programas en ejecución que no quieras que se inicien automáticamente. Para intentar averiguar el nombre del programa, vete hasta el icono con el cursor del ratón. Asegúrate de que esté seleccionado Mostrar iconos ocultos , para que no se te pase por alto ningún programa.

Aunque hayas comprobado el área de notificación, es posible que aún haya algunos programas que se ejecuten automáticamente al iniciar. Esta es la manera de encontrar todos los programas que se inician automáticamente y detener los que no quieres que lo hagan al iniciarse Windows.

Para hacer que un programa deje de iniciarse automáticamente

  1. Selecciona el botón Inicio , luego selecciona Configuración  > Aplicaciones  > Arranque .

    Abrir la configuración de aplicaciones de inicio

  2. En el área Aplicaciones de inicio , busca el programa cuyo inicio automático quieras detener y establécelo en Desactivado.

Nota: Si desactivas un programa, pero continúa iniciándose automáticamente al iniciarse Windows, deberías analizar en busca de virus y malware. Consulta la sección siguiente para más información.

Algún virus, malware o software malintencionado podrían provocar que el PC funcionara lentamente. Otros síntomas podrían ser la aparición de mensajes emergentes inesperados, programas que se inician automáticamente de manera inesperada o el sonido del disco duro en funcionamiento constante.

La mejor manera de tratar los virus y el software malintencionado es intentar evitarlos, ejecutando software antivirus y antimalware, y manteniéndolo actualizado. Sin embargo, incluso tomando precauciones, tu PC puede llegar a infectarse.

Puedes analizar si tu PC contiene virus u otro software malintencionado usando Seguridad de Windows (anteriormente, Centro de seguridad de Windows Defender), que se incluye en Windows 11. Para más información, consulta Cómo proteger tu PC Windows.

Notas: 

  • Si usas otro software antivirus o antimalware, consulta la documentación del programa para saber cómo analizar en busca de virus. Además, asegúrate de que no se estén ejecutando varios programas antivirus al mismo tiempo. Si eso ocurriera, elige el que quieras ejecutar y luego deshabilita o desinstala los demás.

  • Si tienes otro programa antivirus instalado y activado, Seguridad de Windows se desactivará de manera predeterminada.

Para buscar virus mediante Seguridad de Windows

  1. Selecciona Inicio > Configuración > & > de seguridad Seguridad de Windows y, a continuación, selecciona Abrir Seguridad de Windows.

    Abrir la configuración de Seguridad de Windows

  2. Selecciona Protección contra amenazas & virus y, a continuación, selecciona Actualizaciones de protección en Actualizaciones de protección contra amenazas & virus.

  3. En la pantalla Actualizaciones de protección , selecciona Buscar actualizaciones para asegurarte de que tienes las actualizaciones más recientes.

  4. Selecciona Protección contra virus y amenazas y luego Examen rápido.

    Espera a que Seguridad de Windows termine de analizar los virus y el malware.

  5. Realiza una de las siguientes acciones, dependiendo de los resultados del examen:

    • Ejecuta el análisis avanzado recomendado. Este análisis tarda más, pero busca amenazas más ampliamente en tu equipo.

    • Si Seguridad de Windows detecta un virus o malware y no puede quitarlo ni ponerlo en cuarentena, ponte en contacto con el Soporte técnico de Microsoft para obtener ayuda.

    • Si no aparece ningún virus, reinicia el equipo e intenta reproducir el problema de rendimiento que estabas teniendo con tu equipo.

Nota: Si Seguridad de Windows no se abre, no se actualiza el archivo de definición o no se puede finalizar el examen de virus, prueba a ejecutar el Antivirus de Microsoft Defender (examen sin conexión), que se explica a continuación.

Para detectar malware y virus con Antivirus de Microsoft Defender (examen sin conexión)

  1. Guarda los documentos o cualquier otra cosa que tengas abierta en el PC.

  2. Selecciona Inicio > Configuración > & > de seguridad Seguridad de Windows y, a continuación, selecciona Abrir Seguridad de Windows.

    Abrir la configuración de Seguridad de Windows

  3. Selecciona Protección contra amenazas & virus y, a continuación, en Amenazas actuales, selecciona Opciones de examen> Antivirus de Microsoft Defender (análisis sin conexión) > Analizar ahora.

    El equipo se reiniciará y se ejecutará el Antivirus de Microsoft Defender (examen sin conexión) y buscará virus y malware. El análisis puede tardar alrededor de 15 minutos y el equipo se reiniciará después del mismo.

  4. Intenta reproducir el problema de rendimiento.

Si el equipo sigue funcionando con lentitud, continúa con la siguiente sugerencia.

La restauración del equipo deshace cambios recientes del sistema que pudieran provocar problemas. Si crees que una aplicación, un controlador o una actualización que has instalado recientemente podrían estar causando problemas, puede que consigas que todo funcione con normalidad si restauras el equipo a un punto anterior denominado "punto de restauración".

Notas: 

  • La restauración desde un punto de restauración no afecta a los archivos personales, pero quita todas las aplicaciones, controladores y actualizaciones que se hubieran instalado después de crear el punto de restauración.

  • Restaurar sistema funciona para los cambios realizados en los últimos 7 a 14 días.

Para restaurar el equipo desde un punto de restauración

  1. Selecciona Búsqueda en la barra de tareas, escribe sistema avanzado y, a continuación, selecciona Ver configuración avanzada del sistema en la lista de resultados.

  2. En la pestaña Protección del sistema, selecciona Restaurar sistema.

  3. Selecciona Restauración recomendada para ir con el punto de restauración más reciente que Windows haya realizado automáticamente o Elige otro punto de restauración para seleccionar uno tú mismo y, a continuación, selecciona Siguiente.

  4. Si decides seleccionar un punto de restauración diferente, selecciona uno y selecciona Siguiente. En cualquier caso, selecciona Finalizar para comenzar la restauración.

  5. Una vez completada la restauración, reinicia el equipo y comprueba si el rendimiento ha mejorado.

Si no aparece ningún punto de restauración, es posible que no esté activada la protección del sistema.

Para activar la protección del sistema

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe crear un punto de restauración y luego selecciona Crear un punto de restauración en la lista de resultados.

  2. En la pestaña Protección del sistema , selecciona Configurar.

  3. Selecciona Activar protección del sistema > Aceptar.

Si el equipo se ejecuta con lentitud, las siguientes sugerencias pueden ayudarte a acelerar el proceso. Las sugerencias se enumeran en orden, por lo que debes empezar por la primera; comprobar si se soluciona el problema y, de no ser así, continuar por la siguiente.  

Una de las mejores maneras de sacar el máximo partido a tu equipo es asegurarte de tener instalada la versión más reciente de Windows 10. Cuando buscas actualizaciones, tu PC también buscará los últimos controladores de dispositivo, que pueden ayudar también a mejorar el rendimiento del PC.

Para buscar actualizaciones

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Actualizar & seguridad > Windows Update  > Buscar actualizaciones.

    Buscar actualizaciones de Windows

  2. Sigue uno de estos procedimientos:

    • Si el estado indica "Estás actualizado", ve a la siguiente sugerencia.

    • Si el estado es "Actualizaciones disponibles", selecciona Instalar ahora.

  3. Selecciona las actualizaciones que desees instalar y luego selecciona Instalar.

  4. Reinicia el PC y mira a ver si parece funcionar mejor.

Para obtener más información sobre actualizaciones, incluyendo cómo puede hacerse que se instalen automáticamente, consulta las preguntas más frecuentes de Windows Update.

Para obtener información acerca de la solución de problemas de Windows Update, consulta Actualizar Windows 10 y Solucionar problemas de actualización de Windows 10.

Si el equipo sigue funcionando con lentitud, continúa con la siguiente sugerencia.

El hecho de tener muchas aplicaciones, programas, navegadores web y similares abiertos a la vez puede ralentizar el equipo. Tener muchas pestañas del explorador abiertas a la vez también puede ralentizarlo un poco. Si esto ocurre, cierra las aplicaciones, las pestañas del explorador, etc., que no necesitas y comprueba si eso contribuye a aumentar la velocidad del equipo. Si no funciona, reinicia el PC y, a continuación, abre únicamente las aplicaciones, programas y ventanas del explorador que necesites.

Para reiniciar el PC

  1. Selecciona el botón Inicio y, a continuación, inicio /apagado > Reiniciar.

  2. Una vez reiniciado el PC, abre solo las aplicaciones que necesites y ciérralas cuando hayas terminado con ellas.

A veces, las aplicaciones que se diseñaron para una versión anterior de Windows podrán ejecutarse en Windows 10, pero pueden ralentizar el equipo. Si sucede esto después de abrir un determinado programa, consulta el sitio web de la empresa de software para obtener una versión actualizada, o ejecuta el Solucionador de problemas de compatibilidad de programas.

Para activar el Solucionador de problemas de compatibilidad de programas

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe Solución de problemas, y luego selecciona Configurar el solucionador de problemas, donde se enumerará debajo Configuración del sistema.

  2. En la lista de solucionadores de problemas, selecciona Solucionador de problemas de compatibilidad de programas > Ejecutar el solucionador de problemas.

  3. Selecciona el programa con el que tienes problemas y, a continuación, siguiente y continúa con el solucionador de problemas.

¿Sigue funcionado lentamente el equipo? Continúa con la siguiente sugerencia.

ReadyBoost te permite usar una unidad extraíble, como una unidad flash USB, para mejorar el rendimiento del PC sin abrirlo ni agregar más memoria (RAM). Para usar ReadyBoost, necesitarás una unidad flash USB o una tarjeta de memoria que tenga al menos de 500 MB de espacio libre y una alta velocidad de transferencia de datos. 

Para usar ReadyBoost

  1. Inserta la unidad flash USB en un puerto USB del PC.

  2. Selecciona Explorador de archivos  en la barra de tareas.

  3. Pulsa y sostén (o haz clic con el botón derecho) en la unidad flash USB (o la tarjeta SD, si usas una en su lugar) y luego selecciona Propiedades.

  4. Selecciona la pestaña ReadyBoost y, a continuación, Usar este dispositivo.
    Windows determinará si el dispositivo puede usar ReadyBoost. De lo contrario, te avisará.

  5. Después de que Windows determine cuánto espacio libre usar para optimizar la memoria, selecciona Aceptar para reservar este espacio para que ReadyBoost pueda usarlo.

    Cuando mires el contenido de la unidad flash USB en Explorador de archivos, verás un archivo llamado ReadyBoost.sfcache en la unidad flash. Este archivo muestra cuánto espacio está reservado para ReadyBoost.

Nota: No se puede usar ReadyBoost si Windows está instalado en una unidad de estado sólido (SSD). Una SSD ya es rápida de por sí y ReadyBoost no conseguirá mejorar su rendimiento.

El archivo de paginación es un área del disco duro que Windows usa como memoria. Hay una configuración en Windows 10 que administra el tamaño del archivo de paginación automáticamente, lo que puede ayudar a mejorar el rendimiento del equipo. 

Para asegurarte de que la administración automática de archivos de paginación está activada

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe sistema avanzado y luego selecciona Ver la configuración avanzada del sistema, debajo del cual aparece Panel de control.

  2. En Propiedades del sistema, selecciona la pestaña Avanzadas y, a continuación, selecciona Configuración en el área Rendimiento.

  3. En Opciones de rendimiento, selecciona la pestaña Avanzadas y, a continuación, cambiar en el área de la memoria virtual .

  4. Asegúrate de que la casilla Administrar automáticamente el tamaño del archivo de paginación para todas las unidades está activada. Si lo está, continúa con la siguiente sugerencia. Si no es así, selecciónalo y, a continuación, reinicia el equipo seleccionando el botón Inicio > Inicio/ Apagado > Reiniciar.

Usa tu PC y comprueba si funciona mejor. Si no es así, prueba la siguiente sugerencia.

Es posible que puedas mejorar el rendimiento si liberas espacio en disco del PC.

Para comprobar si hay poco espacio en disco

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración  >Almacenamiento > sistema .

    Abrir la configuración de almacenamiento

  2. Tus unidades se mostrarán en el área Almacenamiento. Ten en cuenta la cantidad de espacio libre y el tamaño total de cada unidad.

Nota: Si tu PC no tiene poco espacio, prueba la siguiente sugerencia.

Puedes usar el Sensor de almacenamiento para eliminar archivos innecesarios o temporales del dispositivo, lo que también puede liberar espacio. 

Si se activa el Sensor de almacenamiento, Windows liberará espacio automáticamente borrando archivos innecesarios, como los archivos de la Papelera de reciclaje, cuando quede poco espacio en disco o en intervalos especificados. Las instrucciones que aparecen a continuación te muestran cómo eliminar archivos temporales y cómo activar y configurar el Sensor de almacenamiento.

Si no encuentras el Sensor de almacenamiento en el dispositivo siguiendo los pasos siguientes, consulta la sección "Liberar espacio con el Liberador de espacio en disco" más adelante en su lugar. 

Nota: Es posible que no quieras eliminar archivos temporales para mejorar el rendimiento. Si bien es posible que estos archivos no se usen en el momento, contribuyen a que las aplicaciones se carguen y ejecuten más rápidamente.

Para eliminar los archivos temporales con el Sensor de almacenamiento

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Sistema > Almacenamiento .

    Abrir la configuración de almacenamiento

  2. Selecciona Archivos temporales en el desglose del espacio de almacenamiento. Nota: Si no ves que aparezca Archivos temporales, selecciona Mostrar más categorías.

  3. Windows tardará unos minutos en determinar qué archivos y aplicaciones consumen la mayor parte del espacio de tu PC.

  4. Selecciona los elementos que quieras eliminar y, a continuación, Quitar archivos.

Para ver qué hay en la Papelera de reciclaje antes de vaciarla, ábrela en el escritorio. Si no ves el icono de la Papelera de reciclaje en el escritorio, en la barra de búsqueda de la barra de tareas, escribe papelera de reciclaje y, a continuación, selecciona Papelera de reciclaje en la lista de resultados. 

Nota: Windows mueve los archivos que eliminas a la Papelera de reciclaje, por si cambiaras de opinión y los necesitaras de nuevo en el futuro. Podrías conseguir liberar una cantidad importante de espacio eliminando los archivos de la Papelera de reciclaje para quitar permanentemente los archivos que hayas eliminado antes.

Para activar y configurar el Sensor de almacenamiento

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración  > Sistema > Almacenamiento .

    Abrir la configuración de almacenamiento

  2. En el área Almacenamiento , activa Sensor de almacenamiento.

  3. Selecciona Configurar Sensor de almacenamiento o ejecutarlo ahora.

  4. En el área Sensor de almacenamiento , elige la frecuencia con la que quieres que se ejecute el Sensor de almacenamiento.

  5. En el área Archivos temporales , selecciona Eliminar los archivos temporales que no estén usando mis aplicaciones.

  6. Selecciona los archivos que quieres que elimine el Sensor de almacenamiento (las opciones son archivos de la Papelera de reciclaje y de la carpeta Descargas) y, a continuación, elige los intervalos de tiempo correspondientes.

  7. Desplázate hacia abajo y selecciona Limpiar ahora.

  8. Windows dedicará unos instantes a limpiar tus archivos y, a continuación, verás un mensaje en el que se indicará cuánto espacio en disco se ha liberado.

Si el sistema no tiene Sensor de almacenamiento, puedes usar la herramienta Liberador de espacio en disco para eliminar archivos temporales y archivos del sistema de tu dispositivo.

Para ejecutar el Liberador de espacio en disco

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe liberador de espacio en disco y luego selecciona Liberador de espacio en disco en la lista de resultados.

  2. Activa la casilla que se encuentra junto al tipo de archivos que quieras eliminar. (Para ver una descripción de cada tipo de archivo, selecciona el nombre). De forma predeterminada, se seleccionan Archivos de programa descargados, Archivos temporales de Internet y Miniaturas . Asegúrate de desactivar esas casillas si no quieres eliminar esos archivos.

  3. Para liberar más espacio aún, selecciona Limpiar archivos del sistema.Liberador de espacio en disco tardará unos instantes en calcular la cantidad de espacio que se puede liberar. 

    Nota: Si han transcurrido menos de 10 días desde que actualizaste a Windows 10, la versión anterior de Windows se mostrará como un archivo del sistema que podrás eliminar. Si necesitas liberar espacio de almacenamiento, puedes eliminarla, pero ten en cuenta que vas a eliminar la carpeta Windows.old, que contiene archivos que te ofrecen la opción de volver a la versión anterior de Windows. Si eliminas la versión anterior de Windows, esta acción no se podrá deshacer. (No podrás volver a la versión anterior de Windows.)

  4. Selecciona los tipos de archivos que quieres eliminar, selecciona Aceptar y, a continuación, selecciona Eliminar archivos en la ventana de confirmación para iniciar la limpieza.

Si el PC sigue funcionando con lentitud, intenta desinstalar aplicaciones que ya no uses.

Para desinstalar la aplicaciones que ya no uses

  1. Selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Aplicaciones > Aplicaciones & características.

    Abrir la configuración de características del & aplicaciones

  2. Busca una aplicación específica u ordénalas para ver cuáles usan más espacio.

  3. Cuando encuentres una aplicación que desees quitar, elígela en la lista y selecciona Desinstalar.

  4. Reinicia el equipo y comprueba si el rendimiento ha mejorado.

Si el equipo se sigue ejecutando con lentitud, intenta mover archivos a otra unidad.

Si tienes fotos, música u otros archivos que deseas conservar, pero no usas muy a menudo, puede ser conveniente guardarlos en medios extraíbles, como una unidad USB. Podrás seguir usándolos cuando la unidad esté conectada, pero ya no ocuparán espacio en el PC.

Para mover archivos a otra unidad de disco

  1. Conecta el medio extraíble al PC.

  2. Selecciona Explorador de archivos en la barra de tareas y busca los archivos que quieras mover.

  3. Selecciona los archivos, ve a Inicio y luego selecciona Mover a >Elegir ubicación.

  4. Selecciona el medio extraíble en la lista de ubicaciones y luego haz clic en Mover.

  5. Reinicia el PC y mira a ver si ha mejorado el rendimiento.

Obtén más información sobre cómo liberar espacio en la unidad en Windows 10.

Si el PC sigue funcionando con lentitud, prueba con la siguiente sugerencia.

Windows 10 incluye muchos efectos visuales, como las animaciones y los efectos de sombra. Quedan muy bien, pero también pueden usar recursos del sistema adicionales y ralentizar el equipo. Esto es especialmente cierto si dispones de un equipo con menor cantidad de memoria (RAM).

Para ajustar los efectos visuales en Windows

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe rendimiento y luego selecciona Ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows en la lista de resultados.

  2. En la pestaña Efectos visuales , selecciona Ajustar para obtener un mejor rendimiento > Aplicar.

  3. Reinicia el PC y mira a ver si eso lo acelera.

Si el equipo sigue funcionando con lentitud, continúa con la siguiente sugerencia.

La configuración del PC te permite elegir dónde se guardarán los archivos de manera predeterminada. Puedes guardar archivos en tu equipo o en OneDrive de manera predeterminada y sincronizar archivos entre las dos ubicaciones. Esto te permite acceder a tus archivos desde cualquier dispositivo que pueda conectarse a Internet, y ayuda a garantizar que se haga una copia de seguridad de tus archivos en caso de que el equipo se estropee o se pierda. Sin embargo, los archivos deben sincronizarse entre tu PC y OneDrive, y la sincronización puede ralentizar el PC. Puedes poner en pausa temporalmente la sincronización de OneDrive y ver si eso ayuda a mejorar el rendimiento del PC. 

Para pausar la sincronización con OneDrive

  1. En la barra de tareas, busca OneDrive cerca del área de notificación.

  2. Selecciona OneDrive > Más > Pausar la sincronizacióny,  a continuación, elige cuánto tiempo quieres pausar la sincronización de los archivos.

  3. Reinicia el PC y comprueba si se han mejorado los problemas de rendimiento con la sincronización en pausa.

  4. Para reanudar la sincronización de los archivos, seleccione OneDrive > Más >Reanudar la sincronización.

También puedes visitar Solucionar problemas de sincronización de OneDrive para comprobar los problemas de sincronización. 

Notas: 

  • Si tienes Windows 10 versión 1709 o posterior, puedes usar Archivos a petición de OneDrive para elegir qué archivos quieres sincronizar y mantener siempre en el PC. Esto puede ayudar a mejorar el rendimiento del equipo si reduces el número de archivos del equipo que se sincronizan. Para ver qué versión de Windows 10 ejecuta tu dispositivo actualmente, selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Sistema > Acerca de.
    Abrir configuración de Acerca de

  • Para obtener más información sobre Archivos a petición de OneDrive, consulta Obtener más información sobre Archivos a petición de OneDrive.

Al encender el equipo, algunos programas se inician automáticamente y se ejecutan en segundo plano. Puedes deshabilitar estos programas para que no se ejecuten al iniciarse el equipo.

Muchos programas están diseñados para iniciarse automáticamente cuando se inicia Windows. No te darás cuenta de que se están ejecutando, pero se abrirán rápidamente cuando vayas a usarlos. Esto resulta útil para programas que uses mucho, pero no para programas que no uses a menudo, ya que aumenta el tiempo que tarda Windows en iniciarse.

Encontrar los programas que se inician automáticamente

A veces, puedes determinar los programas que se inician automáticamente mirando los iconos de programa del área de notificación que se encuentra en el extremo derecho de la barra de tareas. Mira allí para saber si hay programas en ejecución que no quieras que se inicien automáticamente. Para intentar averiguar el nombre del programa, vete hasta el icono con el cursor del ratón. Asegúrate de que esté seleccionado Mostrar iconos ocultos , para que no se te pase por alto ningún programa.

Mostrar iconos ocultos en el área de notificación

Área de notificación con el mouse apuntando a la opción de mostrar iconos ocultos

Aunque hayas comprobado el área de notificación, es posible que aún haya algunos programas que se ejecuten automáticamente al iniciar. Esta es la manera de encontrar todos los programas que se inician automáticamente y detener los que no quieres que lo hagan al iniciarse Windows.

Para hacer que un programa deje de iniciarse automáticamente

  1. Selecciona el botón Inicio , luego selecciona Configuración  > Aplicaciones  > Arranque .

    Abrir la configuración de aplicaciones de inicio

  2. En el área Aplicaciones de inicio , busca el programa cuyo inicio automático quieras detener y establécelo en Desactivado.

Notas: 

  • Si desactivas un programa, pero continúa iniciándose automáticamente al iniciarse Windows, deberías analizar en busca de virus y malware. Consulta la sección siguiente para más información.

  • Para usar el procedimiento anterior para detener el inicio automático de un programa, debes tener instalado Windows 10 (versión 1803 o superior). Para ver qué versión de Windows 10 ejecuta tu dispositivo actualmente, selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Sistema > Acerca de.
    Abrir configuración de Acerca de

  • Si tienes instalado Windows 10 (versión 1709 o anterior), presiona Ctrl + Alt + Supr, selecciona Administrador de tareas, luego Inicio, elige el programa que quieres que deje de iniciarse automáticamente y, a continuación, selecciona Deshabilitar.

Algún virus, malware o software malintencionado podrían provocar que el PC funcionara lentamente. Otros síntomas podrían ser la aparición de mensajes emergentes inesperados, programas que se inician automáticamente de manera inesperada o el sonido del disco duro en funcionamiento constante.

La mejor manera de tratar los virus y el software malintencionado es intentar evitarlos, ejecutando software antivirus y antimalware, y manteniéndolo actualizado. Sin embargo, incluso tomando precauciones, tu PC puede llegar a infectarse.

Puedes analizar si tu PC contiene virus u otro software malintencionado usando Seguridad de Windows (anteriormente, Centro de seguridad de Windows Defender), que se incluye en Windows 10. Para obtener más información, consulta Cómo proteger tu PC con Windows 10.

Notas: 

  • Si usas otro software antivirus o antimalware, consulta la documentación del programa para saber cómo analizar en busca de virus. Además, asegúrate de que no se estén ejecutando varios programas antivirus al mismo tiempo. Si eso ocurriera, elige el que quieras ejecutar y luego deshabilita o desinstala los demás.

  • Si tienes otro programa antivirus instalado y activado, Seguridad de Windows se desactivará de manera predeterminada.

Para buscar virus usando Seguridad de Windows (Windows 10, versión 1809 o posterior)

  1. Selecciona Inicio > Configuración > Seguridad de Windows > De actualización de seguridad & y, a continuación, selecciona Abrir Seguridad de Windows.

    Abrir la configuración de Seguridad de Windows

  2. Selecciona Protección contra amenazas & virus y luego selecciona Buscar actualizaciones en Actualizaciones de protección contra amenazas & virus.

  3. En la pantalla Actualizaciones de protección , selecciona Buscar actualizaciones para asegurarte de que tienes las actualizaciones más recientes.

  4. Selecciona Protección contra virus y amenazas y luego Examen rápido.

    Espera a que Seguridad de Windows termine de analizar los virus y el malware.

  5. Realiza una de las siguientes acciones, dependiendo de los resultados del examen:

    • Ejecuta el análisis avanzado recomendado. Este análisis tarda más, pero busca amenazas más ampliamente en tu equipo.

    • Si Seguridad de Windows detecta un virus o malware y no puede quitarlo ni ponerlo en cuarentena, ponte en contacto con el Soporte técnico de Microsoft para obtener ayuda.

    • Si no aparece ningún virus, reinicia el equipo e intenta reproducir el problema de rendimiento que estabas teniendo con tu equipo.

Notas: 

  • Si Seguridad de Windows no se abre, no se actualiza el archivo de definición, o no se puede finalizar el examen de virus, intenta ejecutar Windows Defender sin Conexión, que se explica a continuación en Para detectar malware y virus con Windows Defender sin Conexión (Windows 10, versión 1809 o posterior).

  • Para ver qué versión de Windows 10 ejecuta tu dispositivo actualmente, selecciona el botón Inicio y luego selecciona Configuración > Sistema > Acerca de
    Abrir configuración de Acerca de

Para buscar virus usando el Centro de seguridad de Windows Defender (Windows 10, versión 1803)

  1. Selecciona Inicio > Configuración > & > de seguridad Seguridad de Windows y, a continuación, selecciona Abrir Windows Defender Centro de seguridad.

    Abrir la configuración de Seguridad de Windows

  2. Selecciona Protección contra amenazas & virus y, a continuación, selecciona Actualizaciones de protección contra amenazas & virus> Buscar actualizaciones para asegurarte de que tienes el archivo de definición más reciente.

  3. Selecciona la pestaña Protección contra amenazas & virus y, a continuación, selecciona Analizar ahora.

    Espera a que el Centro de seguridad de Windows Defender termine de analizar los virus y malware.

  4. Realiza una de las siguientes acciones, dependiendo de los resultados del examen:

    • Ejecuta el análisis avanzado recomendado. Este análisis tarda más, pero busca amenazas más ampliamente en tu equipo.

    • Si el Centro de seguridad de Windows Defender detecta un virus o malware y no puede quitarlo ni ponerlo en cuarentena, ponte en contacto con el Soporte técnico de Microsoft para recibir ayuda.

    • Si no aparece ningún virus, reinicia el equipo e intenta reproducir el problema de rendimiento que estabas teniendo con tu equipo.

Notas: 

  • Si el Centro de seguridad de Windows Defender no se abre, no se actualiza el archivo de definición, o no se puede finalizar el examen de virus, intenta ejecutar Windows Defender sin Conexión, que se explica a continuación en Para detectar malware y virus con Windows Defender sin Conexión (Windows 10, versión 1803).

  • Para ver qué versión de Windows 10 ejecuta tu dispositivo actualmente, selecciona el botón Inicio y, a continuación, selecciona Configuración > Sistema > Acerca de.
    Abrir configuración de Acerca de

Para detectar malware y virus con Windows Defender sin Conexión (Windows 10, versión 1809 o posterior)

  1. Guarda los documentos o cualquier otra cosa que tengas abierta en el PC.

  2. Selecciona Inicio > Configuración > actualizar & > de seguridad Seguridad de Windows  y, a continuación, selecciona Abrir Seguridad de Windows.

    Abrir la configuración de Seguridad de Windows

  3. Selecciona Protección contra amenazas & virus y, a continuación, en Amenazas actuales, selecciona Opciones de examen> Windows Defender examen sin conexión > Analizar ahora.

    El equipo se reiniciará y se ejecutará Windows Defender sin Conexión para buscar virus y malware. El análisis puede tardar alrededor de 15 minutos y el equipo se reiniciará después del mismo.

  4. Intenta reproducir el problema de rendimiento.

Si el equipo sigue funcionando con lentitud, continúa con la siguiente sugerencia.

Para detectar malware y virus con Windows Defender sin Conexión (Windows 10, versión 1803)

  1. Guarda los documentos o cualquier otra cosa que tengas abierta en el PC.

  2. Selecciona Inicio > Configuración > Seguridad de Windows > de seguridad & Actualización & y,  a continuación, selecciona Abrir Windows Defender Centro de seguridad.

    Abrir la configuración de Seguridad de Windows

  3. Selecciona Protección contra amenazas & virus y, a continuación, selecciona Ejecutar un nuevo análisis avanzado > Windows Defender examen sin conexión > analizar ahora.

    El equipo se reiniciará y se ejecutará Windows Defender sin Conexión para buscar virus y malware. El análisis puede tardar alrededor de 15 minutos y el equipo se reiniciará después del mismo.

  4. Intenta reproducir el problema de rendimiento.

Si el equipo sigue funcionando con lentitud, continúa con la siguiente sugerencia.

La restauración del equipo deshace cambios recientes del sistema que pudieran provocar problemas. Si crees que una aplicación, un controlador o una actualización que has instalado recientemente podrían estar causando problemas, puede que consigas que todo funcione con normalidad si restauras el equipo a un punto anterior denominado "punto de restauración".

Notas: 

  • La restauración desde un punto de restauración no afecta a los archivos personales, pero quita todas las aplicaciones, controladores y actualizaciones que se hubieran instalado después de crear el punto de restauración.

  • Restaurar sistema funciona para los cambios realizados en los últimos 7 a 14 días.

Para restaurar el equipo desde un punto de restauración

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe punto de restauración y luego selecciona Crear un punto de restauración en la lista de resultados.

  2. En la pestaña Protección del sistema, selecciona Restaurar sistema.

  3. Selecciona Siguiente > elige el punto de restauración relacionado con la aplicación, controlador o actualización que pudiera estar causando el problema. A continuación, selecciona Siguiente > Finalizar.

  4. Reinicia el PC y mira a ver si ha mejorado el rendimiento.

Si no aparece ningún punto de restauración, es posible que no esté activada la protección del sistema.

Para activar la protección del sistema

  1. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe punto de restauración y luego selecciona Crear un punto de restauración en la lista de resultados.

  2. En la pestaña Protección del sistema , selecciona Configurar.

  3. Selecciona Activar protección del sistema > Aceptar.

¿Necesita más ayuda?

Únase a la charla
Preguntar a la comunidad
Obtener soporte técnico
Póngase en contacto con nosotros

¿Le ha sido útil esta información?

¿Cuál es tu grado de satisfacción con la calidad del lenguaje?
¿Qué ha afectado a tu experiencia?

¡Gracias por sus comentarios!

×