Solucionar problemas de errores de pantalla negra o pantalla en blanco

Se aplica: Windows 10

Veremos algunas cosas que pueden originar una pantalla negra o en blanco: 

  • Problemas de conexión con el monitor o la pantalla
  • Mostrar problemas de actualización de controladores de adaptadores
  • Problemas con actualizaciones o instalaciones recientes de sistema

Veamos algunos de los pasos de solución de problemas y comprobemos el hardware y el software. Los pasos de esta página pueden parecer complicados a primera vista, pero síguelos en orden, paso a paso, e intentaremos ayudarte a recuperar el ritmo. Deberás usar el modo seguro para muchos de los pasos, ya que esto iniciará Windows con un conjunto limitado de archivos y controladores que ayudarán a solucionar los problemas. Puedes obtener más información sobre el modo seguro o seguir leyendo y ofreceremos más información cuando la necesitea. 

Si ves una pantalla negra o en blanco antes de que aparezca la pantalla de inicio de sesión, prueba con las siguientes acciones, en el orden indicado.

Acción 1: Probar una secuencia de teclas de Windows para activar la pantalla

Presiona la tecla Bloq Mayús o Bloq Num y comprueba si se enciende la luz de estado de la tecla.

Si se enciende la luz de estado:

  • Si usas un dispositivo con un teclado conectado, selecciona la tecla del logotipo de Windows + Ctrl + Mayús + B. Si estás en modo tableta, presiona al mismo tiempo los botones de bajar y subir el volumen, tres veces en un intervalo de 2 segundos. Si Windows responde, oirás un breve pitido y la pantalla parpadeará o se atenuará, mientras Windows intenta actualizarla.
  • Si estás usando un equipo de escritorio, selecciona Ctrl + Alt + Supr, selecciona una cuenta e inicia sesión. Si no puedes iniciar sesión, selecciona Inicio > Inicio/apagado > Reiniciar en la pantalla. Si no ves Inicio en la pantalla, pulsa y mantén presionado el botón de inicio/apagado del PC durante 10 segundos para apagarlo. A continuación, presiona y suelta el botón de inicio/apagado para volver a encender el equipo.

Si la luz de estado no se enciende: 

Mantén presionado el botón de inicio/apagado del dispositivo durante 10 segundos para apagarlo y, después, desconecta el adaptador. Después de 30 segundos, vuelve a enchufar el adaptador y reinicia el dispositivo.

Si sigues viendo una pantalla en blanco o negro, sigue los pasos descritos en Acción 2 para comprobar la conexión entre el dispositivo y el monitor o la pantalla.

Acción 2: Comprobar las conexiones

Es posible que haya un problema de conexión con el equipo o con el monitor o la pantalla. Estas son algunas acciones que puedes probar.

Si estás usando un PC de escritorio:

  • Asegúrate de que el monitor está conectado y encendido.
  • Desconecta el cable de vídeo del monitor y del equipo PC y vuelve a conectarlo firmemente. Después de volver a conectar el cable de vídeo, mueve el mouse para ver si el cursor se mueve en la pantalla.
  • Prueba a usar un método abreviado de teclado para aumentar el nivel de brillo del monitor (busca en la fila superior del teclado una tecla de función con un símbolo de luz). Es posible que esta opción no esté disponible en todos los equipos PC.
  • Si tienes un televisor conectado al PC, asegúrate de que esté encendido y configurado para la entrada desde el PC.
  • Prueba a conectar con diferentes salidas de vídeo del PC. A veces, los cambios en controladores pueden hacer que el vídeo se envíe a un adaptador de pantalla o a una salida diferente.
  • Si tienes tu propio adaptador de pantalla instalado y conectado al monitor, prueba a conectar el monitor al vídeo integrado de la placa base.

Si estás usando un portátil o una tableta:

  • Quítalo temporalmente de la estación de acoplamiento si está acoplado. Asegúrate de que la tapa del portátil esté completamente abierta después del desacoplamiento.
  • Asegúrate de que el monitor externo esté encendido y enchufado.
  • Prueba a usar un método abreviado de teclado para aumentar el nivel de brillo del monitor (busca en la fila superior del teclado una tecla de función con un símbolo de luz). Es posible que esta opción no esté disponible en todos los equipos PC.
  • Busca cables dañados (DVI, VGA, HDMI, Thunderbolt, DisplayPort), conexiones sueltas o adaptadores defectuosos (por ejemplo, DVI a VGA).

Si estás usando varios monitores:

  • Intenta proyectar en un monitor diferente. Selecciona la tecla del logotipo de Windows + P, selecciona una opción de pantalla y luego presiona Entrar.

Si las conexiones están bien pero sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, prueba los pasos de la Acción 3 para quitar el software antivirus de terceros.

Acción 3: Quitar el software antivirus de terceros

En ocasiones, un software antivirus de terceros causa pantallas en blanco o en negro. Puedes desinstalar temporalmente software antivirus de terceros para determinar si está causando el problema en la pantalla y, después, volver a instalarlo cuando el dispositivo esté en marcha de nuevo. El dispositivo no se desprotegerá, ya que el Antivirus de Windows Defender se activa si no se ejecuta ningún otro software antivirus. Obtén más información sobre Seguridad de Windows

Para quitar el software antivirus de terceros:

  1. Inicia sesión en Windows con el modo seguro (tendrás que ir a la sección denominada "Desde una pantalla negra o en blanco").
  2. Selecciona Inicio > Configuración > Aplicaciones (o Sistema en versiones más antiguas) > Aplicaciones y características .

Abre la configuración de Aplicaciones y funciones

  1. En Ordenar por, selecciona Nombre y cámbialo a Fecha de instalación. 
  2. Selecciona el software antivirus de terceros que quieres quitar y, después, selecciona Desinstalar y espera a que se quite. 
  3. Reinicia el dispositivo.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, prueba con los pasos de la Acción 4 para realizar un arranque limpio.

Acción 4: Realizar un arranque limpio 

Cuando se usa un proceso de inicio normal para Windows, varias aplicaciones y servicios se inician automáticamente y se ejecutan en segundo plano. Entre ellos se incluyen los procesos básicos del sistema, el software antivirus, las aplicaciones de utilidad del sistema y el software instalado. En ocasiones, un programa de segundo plano puede causar problemas de pantalla, pero un inicio limpio inicia Windows con un conjunto mínimo de controladores y programas de inicio para que puedas solucionar problemas de compatibilidad de software.

Para probar la compatibilidad del software:

  1. Realiza un inicio limpio en Windows.
  2. Comprueba la pantalla. Si no está en negro o en blanco mientras está en un entorno de arranque limpio, sigue los pasos descritos en Cómo realizar un arranque limpio en Windows: necesitarás ir a la sección denominada "Cómo determinar qué es lo que está provocando el problema después de realizar un arranque limpio". Al desactivar y reactivar sistemáticamente las aplicaciones o servicios de inicio una a una, y reiniciar el dispositivo después de cada una de ellas, puedes averiguar si una aplicación o un servicio de inicio está causando el problema.
  3. Cuando termines de solucionar el problema, sigue los pasos descritos en la sección "Restablecer el equipo para que se inicie normalmente", en Cómo realizar un arranque limpio en Windows.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco después de realizar un arranque limpio, prueba con los pasos de la Acción 5 para determinar si la tarjeta gráfica es compatible con Windows 10.

Acción 5: Asegurarse de que Windows 10 sea compatible con la tarjeta gráfica

La mejor manera de determinar si hay un problema con la tarjeta gráfica es ir al sitio web del fabricante de la tarjeta gráfica y buscar el controlador de tarjeta gráfica más compatible y reciente para Windows 10.

Si llegaste a la pantalla de inicio de sesión pero la pantalla se ha vuelto negra o en blanco, prueba las siguientes acciones por orden.

Acción 1: Probar una secuencia de teclas de Windows para activar la pantalla.

Si usas un dispositivo con un teclado conectado, selecciona la tecla del logotipo de Windows + Ctrl + Mayús + B. Si estás en modo tableta, presiona al mismo tiempo los botones de bajar y subir el volumen, tres veces en un intervalo de 2 segundos. Si Windows responde, sonará un breve pitido y la pantalla parpadeará o se atenuará, mientras Windows intenta actualizarla.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, prueba los pasos de la Acción 2 y mira a ver si puedes abrir el Administrador de tareas para reiniciar el Explorador de Windows.

Acción 2: Intentar abrir el Administrador de tareas para reiniciar el Explorador de Windows

Si hay contenido o un cursor en la pantalla negra o en blanco, intenta reiniciar el proceso del Explorador de Windows. 

Para abrir el administrador de tareas y reiniciar el Explorador de Windows:

  1. Selecciona Ctrl + Alt + Suprimir y, después, selecciona Administrador de tareas.
  2. En la pestaña Procesos, busca Explorador de Windows. Haz clic con el botón derecho en Explorador de Windows, y luego selecciona Reiniciar.
  3. Si eso no da resultado, selecciona Archivo en la esquina superior izquierda del Administrador de tareas y, después, selecciona Ejecutar nueva tarea. Escribe explorer.exe y selecciona Aceptar.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, prueba con los pasos de la Acción 3 para revertir el controlador del adaptador de pantalla.

Acción 3: Revertir el controlador del adaptador de pantalla

Si ves una pantalla negra o en blanco después de la actualización y Windows estaba funcionando correctamente antes de ella, es posible que el controlador del adaptador de pantalla haya provocado el problema en la pantalla.

Para revertir el controlador del adaptador de pantalla:

  1. Inicia sesión en Windows con el modo seguro (tendrás que ir a la sección denominada "Desde una pantalla negra o en blanco").
  2. Escribe administrador de dispositivos en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas y selecciónalo en los resultados.
  3. Busca adaptadores de pantalla, selecciona la flecha para expandirlo y haz clic con el botón derecho en el elemento de debajo y selecciona Propiedades.
  4. Selecciona la pestaña Controlador y, a continuación, selecciona Revertir controlador > .
  5. Apaga el dispositivo y vuelve a encenderlo.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, prueba con los pasos de la Acción 4 para desinstalar el controlador del adaptador de pantalla.

Acción 4: Desinstalar el controlador del adaptador de pantalla

Las actualizaciones de controladores para Windows 10 y muchos dispositivos (como adaptadores de red, monitores, impresoras y tarjetas gráficas) se instalan automáticamente al actualizar Windows 10. Es probable que ya tengas el controlador más reciente, pero si ves una pantalla negra o en blanco, prueba a desinstalar el controlador para averiguar si está causando el problema en la pantalla.

Para desinstalar el controlador del adaptador de pantalla:

  1. Inicie el PC en modo seguro. Esto es necesario antes de desinstalar el controlador del adaptador de pantalla.
  2. En el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, escribe administrador de dispositivos y, a continuación, selecciónalo en la lista de resultados.
  3. Busca adaptadores de pantalla, selecciona la flecha para expandirlo y haz clic con el botón derecho en el elemento de debajo y selecciona Propiedades.
  4. Selecciona la pestaña Controlador y, a continuación, selecciona Desinstalar > Dispositivo.
  5. Selecciona Aceptar.
  6. Apaga el dispositivo y vuelve a encenderlo.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, prueba con los pasos de la Acción 5 para quitar el software antivirus de terceros.

Acción 5: Quitar el software antivirus de terceros

En ocasiones, un software antivirus de terceros causa pantallas en blanco o en negro. Puedes desinstalar temporalmente software antivirus de terceros para determinar si está causando el problema en la pantalla y, después, volver a instalarlo cuando el dispositivo esté en marcha de nuevo. El dispositivo no se desprotegerá, ya que el Antivirus de Windows Defender se activa si no se ejecuta ningún otro software antivirus. Obtén más información sobre Seguridad de Windows

Para quitar el software antivirus de terceros:

  1. Inicia tu equipo PC en modo seguro antes de quitar software antivirus de terceros.
  2. Una vez que el dispositivo está en modo seguro, selecciona Inicio > Configuración > Aplicaciones (o Sistema en versiones anteriores) > Aplicaciones y características .

Abre la configuración de Aplicaciones y funciones

  1. En Ordenar por, selecciona Nombre y cámbialo a Fecha de instalación. 
  2. Selecciona el software antivirus de terceros que quieres quitar y, después, selecciona Desinstalar y espera a que se quite.
  3. Reinicia el dispositivo.

Si aún aparece una pantalla en blanco o negro, intenta realizar los pasos de la Acción 6 para restaurar el dispositivo a un punto anterior con Restaurar sistema.

Acción 6: Uso de Restaurar sistema

Usa Restaurar sistema para restaurar Windows a un punto anterior en el tiempo, denominado punto de restauración. La herramienta Restaurar sistema no modifica los archivos personales, pero puede eliminar las aplicaciones y los controladores instalados recientemente. Los puntos de restauración se crean cuando instalas una nueva aplicación, controlador o actualización, o cuando creas un punto de restauración del sistema manualmente. Para obtener más información sobre cómo usar Restaurar sistema, consulta la sección denominada "Restaurar desde un punto de restauración del sistema" en Opciones de recuperación en Windows 10.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, prueba con los pasos de la Acción 7 para desinstalar las actualizaciones recientes.

Acción 7: Desinstalar las actualizaciones recientes

Si has instalado recientemente una actualización, puedes desinstalar la actualización y ver si se soluciona el problema en la pantalla. 

Para desinstalar las actualizaciones recientes:

  1. Inicia el equipo en modo seguro antes de desinstalar una actualización reciente.
  2. Selecciona Inicio >Configuración > Actualizaciones y seguridad > Windows Update (después Opciones avanzadas para versiones anteriores) > Ver el historial de actualizaciones >Desinstalar actualizaciones.

    Ver el historial de actualizaciones

     
  1. Selecciona la actualización que quieres quitar y, después, Desinstalar. Ten en cuenta que algunas actualizaciones son necesarias y que no se pueden desinstalar.

Si sigue apareciendo una pantalla negra o en blanco, sigue los pasos de la Acción 8 para realizar un arranque limpio.

Acción 8: Realizar un arranque limpio

Al iniciar Windows en modo normal, varias aplicaciones y servicios se inician automáticamente y se ejecutan en segundo plano. Entre ellos se incluyen los procesos básicos del sistema, el software antivirus, las aplicaciones de utilidad del sistema y el software instalado. En ocasiones, un programa de segundo plano puede causar problemas de pantalla, pero un inicio limpio inicia Windows con un conjunto mínimo de controladores y programas de inicio para que puedas solucionar problemas de compatibilidad de software.

Para probar la compatibilidad del software:

  1. Realizar un arranque limpio en Windows.
  2. Comprueba las pantallas. Si están bien mientras el dispositivo se encuentra en un entorno de arranque limpio, sigue los pasos descritos en Cómo realizar un arranque limpio en Windows: necesitarás ir a la sección denominada "Cómo determinar qué es lo que está provocando el problema después de realizar un arranque limpio". Al desactivar y reactivar las aplicaciones o servicios de inicio una a una, y reiniciar el dispositivo después de cada una de ellas, puedes averiguar si una aplicación o un servicio de inicio está causando el problema.
  3. Cuando termines de solucionar el problema, sigue los pasos descritos en la sección "Restablecer el equipo para que se inicie normalmente", en Cómo realizar un arranque limpio en Windows.

Si reiniciaste el dispositivo y ahora ves puntos que se mueven en un círculos pequeños en una pantalla que es negra o de otro color, no te preocupes. A menudo significa que las actualizaciones están terminando. En este caso, no tienes que hacer nada más que esperar.

Sin embargo, si estos puntos permanecen en la pantalla durante demasiado tiempo tras una actualización, es posible que tengas tarjetas gráficas o controladores que no concuerden o que sean incompatibles. Prueba con las siguientes acciones en el orden indicado.

Acción 1: Reiniciar el dispositivo

Si la luz indicadora de la unidad de disco duro está apagada, lo que significa que no hay ninguna actividad de la unidad de disco duro, reinicia el dispositivo.

Si este reinicio no diera resultado, intenta realizar los pasos de la Acción 2 para desconectar todos los equipos USB innecesarios.

Acción 2: Desconectar los equipos USB innecesarios

En ocasiones, los dispositivos externos pueden causar problemas en la pantalla. Prueba a desenchufar todos los dispositivos innecesarios y, después, mantén presionado el botón de encendido en el dispositivo durante 10 segundos para apagarlo. Presiona y suelta el botón de inicio/apagado otra vez, para volver a encenderlo.

Si esto no da resultado, prueba con los pasos de la Acción 3.

Acción 3: Obtener más información sobre cómo solucionar problemas de actualización de Windows

Puedes obtener más ayuda con los errores de Windows Update y otros problemas en los artículos siguientes: