Si tienes problemas con tu modelo Surface Pro, Surface Pro 2, Surface Pro 3 o Surface 3, es posible que puedas solucionar el problema restaurando, actualizando o restableciendo el dispositivo.

¿Deberías restaurar, actualizar o restablecer tu Surface?

Si tu Surface no funciona con la velocidad o fiabilidad de antes, prueba una de estas opciones de recuperación. La siguiente tabla puede ayudarte a decidir cuál usar.

Problema

Prueba esto

Surface no funciona correctamente y recientemente instalaste una app, controlador o actualización.

Restaurar desde un punto de restauración del sistema

Surface no funciona correctamente y ha pasado ya tiempo desde que instalaste algo nuevo. O bien intentaste una restauración y no se solucionó el problema.

Actualizar o restablecer tu Surface.

Surface no se inicia y has creado una unidad de recuperación.

Usar una unidad de recuperación para reinstalar Windows

Con esta opción, Surface vuelve a un punto anterior en el tiempo, llamado punto de restauración del sistema. Los puntos de restauración se generan cuando instala una nueva aplicación, un controlador o Windows Update y cuando crea un punto de restauración de forma manual. La restauración no afecta a los archivos personales, pero quita las aplicaciones, los controladores y las actualizaciones que se hubieran instalado después de crear el punto de restauración. Para comenzar, lleva a cabo las siguientes acciones:

  1. Desliza el dedo desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en Buscar.
    (Si usa un mouse, apunte a la esquina superior derecha de la pantalla, mueva el puntero hacia abajo y haga clic en Buscar).

  2. En el cuadro de búsqueda, escribe recuperación y, en los resultados de la búsqueda, pulsa o haz clic en Recuperación.

  3. Pulsa o haz clic en Abrir Restaurar sistema > Siguiente.

  4. Elige el punto de restauración relacionado con la aplicación, el controlador o la actualización que está causando problemas y pulsa o haz clic en Siguiente > Finalizar.

¿No aparece ningún punto de restauración?

Si no aparece ningún punto de restauración, prueba a restablecer Surface para solucionar el problema.

Para comprobar si está activada la protección del sistema:

  1. Desliza el dedo desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en Buscar.
    (Si usa un mouse, apunte a la esquina superior derecha de la pantalla, mueva el puntero hacia abajo y haga clic en Buscar).

  2. En el cuadro de búsqueda, escribe recuperación y, en los resultados de la búsqueda, pulsa o haz clic en Recuperación.

  3. Pulsa o haz clic en Configurar Restaurar sistema > Configurar.

  4. Comprueba que esté seleccionado Activar la protección del sistema.

¿No puedes arrancar en Windows?

Si no puedes arrancar en Windows, es posible que puedas realizar una restauración del sistema en el Entorno de recuperación de Windows. Esta es la manera de hacerlo:

  1. Arranca Surface desde una unidad de recuperación USB. Inserta una unidad USB de inicio en el puerto USB de Surface y pulsa y sostén el botón de bajar volumen mientras presionas y sueltas el botón de inicio/apagado. Cuando aparezca el logotipo de Surface, suelte el botón de bajar volumen.
    Para obtener más información, consulta superficie de arranque desde un dispositivo USB. Si no tiene una unidad de recuperación USB, consulte descargar una imagen de recuperación para la superficie.

    Nota: Para que funcione correctamente, la unidad de recuperación USB debe tener el formato FAT32 (no NTFS).

  2. Cuando se te solicite, selecciona el idioma y la distribución del teclado que quieras.

  3. Selecciona Solución de problemas > Opciones avanzadas.

  4. Selecciona Restaurar sistema, elige el sistema operativo de destino y selecciona Siguiente.

  5. Elige un punto de restauración.

  6. Selecciona Siguiente > Finalizar.

  7. Cuando se te pregunte si quieres continuar, selecciona .

Después de ejecutar la restauración del sistema, deberías poder arrancar en Windows.

La actualización de Surface reinstala Windows y mantiene los archivos personales, las opciones de configuración, las aplicaciones que venían instaladas en Surface y las que hubieras instalado desde Store. Necesitarás reinstalar las aplicaciones de escritorio. Esta es la manera de hacerlo:

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en Configuración.
    (Si usa un mouse, apunte a la esquina superior derecha de la pantalla, mueva el puntero hacia abajo y haga clic en configuración).

  2. Pulsa o haz clic en Cambiar configuración de PC > Actualizar y recuperar > Recuperación.

  3. En Restaurar tu PC sin afectar a tus archivos, pulsa o haz clic en Comenzar.

  4. Pulsa o haz clic en Siguiente, asegúrate de que Surface está enchufada y pulsa o haz clic en Restaurar.

Después de actualizar Surface, tendrás que volver a instalar las aplicaciones de escritorio, como Microsoft Office, así como las últimas actualizaciones de Windows.

El restablecimiento de Surface te permite elegir si deseas quitar solo tus archivos o limpiar completamente la unidad, y después se vuelve a instalar Windows. Esta es la manera de hacerlo:

  1. Desliza el dedo rápidamente desde el borde derecho de la pantalla y pulsa en Configuración.
    (Si usa un mouse, apunte a la esquina superior derecha de la pantalla, mueva el puntero hacia abajo y haga clic en configuración).

  2. Pulsa o haz clic en Cambiar configuración de PC > Actualizar y recuperar > Recuperación.

  3. En Quitar todo y reinstalar Windows, pulsa o haz clic en Comenzar.

  4. Pulsa o haz clic en Siguiente y elige Solo quitar mis archivos o Limpiar completamente la unidad.

    La opción de limpiar la unidad es más segura, pero tarda mucho más tiempo. Por ejemplo, si vas a reciclar tu Surface, deberías elegir limpiar la unidad. Si vas a conservar tu Surface, puedes simplemente quitar tus archivos.

  5. Pulsa o haz clic en Restablecer.

Para obtener más información sobre la creación y el uso de una unidad de recuperación para reinstalar Windows, consulta Creación y uso de una unidad de recuperación USB.

Windows 10. Si has creado una unidad de recuperación en Windows 10:

  1. Asegúrate de que Surface esté apagada y enchufada.

  2. Inserta la unidad de recuperación USB en el puerto USB.

  3. Mantén presionado el botón de bajar volumen mientras presionas y sueltas el botón de inicio/apagado. Cuando aparezca el logotipo de Surface, suelte el botón de bajar volumen.

  4. Cuando se te solicite, selecciona el idioma y la distribución del teclado que quieras.

  5. Conecta la unidad de recuperación y enciende tu Surface.

  6. En la pantalla Elegir una opción, pulsa o haz clic en Solucionar problemas > Restablecer este PC y elige la opción de restablecimiento que más te convenga.

Notas: 

  • Si hubieras elegido elegido no copiar la partición de recuperación al crear la unidad de recuperación en Windows 8 o Windows 8.1, no podrás usarla para reinstalar Windows.

  • Si hubieras elegido no hacer una copia de seguridad de los archivos del sistema al crear la unidad de recuperación en Windows 10, no podrás usarla para reinstalar Windows.

Temas relacionados

¿Necesita más ayuda?

Únase a la charla
Preguntar a la comunidad
Obtener soporte técnico
Póngase en contacto con nosotros

¿Le ha sido útil esta información?

¿Cómo de satisfecho está con la calidad de la traducción?
¿Qué ha afectado a tu experiencia?

¡Gracias por sus comentarios!

×